l'Alcora (1)

l'Alcalatén

Castelló
Correo
Facebook

1. Grandes ermitorios de l'Alcora

2. Otras ermitas en el término municipal


Escudo de l'Alcora

Ermitas de l'Alcora

Ermita del Calvario

Ermita Urbana Accesible para vehículos Conjunto arquitectónico Vista panorámica Entorno natural Leyendas y Tradiciones Fiestas Patronales
  • Ermita Urbana
  • Accesible para vehículos
  • Conjunto arquitectónico
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Leyendas y Tradiciones
  • Fiestas Patronales
Localización

Junto a las casas más elevadas de la villa, que ya ascienden por la ladera de la colina de San Cristóbal, se extiende el Calvario de l'Alcora junto a la calle de su mismo nombre. Totalmente acotado por un muro de obra y reja de forja, es uno de los Vía Crucis más extensos, bellos e interesantes de la provincia. En un entorno natural muy atractivo, altos cipreses y otro arbolado acompañan el camino que entre bancales salva el desnivel del terreno hasta llegar a la ermita, en lo más alto del conjunto. Un sendero escalonado junto a la calle sirve para que a lo largo de él se distribuyan las estaciones del Calvario.

l'Alcora Ermita del Calvario
Espadaña y cúpula
l'Alcora Ermita del Calvario
Fachada
l'Alcora Ermita del Calvario
Vista lateral
Historia y Conservación

Cuenta la tradición que a finales del siglo XVII aparecieron en l'Alcora dos peregrinos que, tras haber dejado a un compañero enfermo en Figueroles, solicitaron y obtuvieron alojamiento en una casa situada en la Cuesta Nueva. Sus propietarios, al ver que a la mañana siguiente los visitantes no salían de su habitación, cerrada y sin ventanas, avisaron a las autoridades, quienes forzaron la puerta para encontrar sobre la cama, que no había sido utilizada, una imagen del Cristo Crucificado. El asombrado vecindario, ante lo extraordinario del suceso, decidió construir una ermita junto al Calvario para albergar y venerar la imagen.

Este Calvario, que tiene su origen en 1698 y es anterior a su ermita, tiene la particularidad de poseer quince estaciones del Vía Crucis, más siete capillas con los Dolores de la Virgen y otras siete con los Dolores del Patriarca San José. Con su edículo pintado en color granate y cubierta de tejas azules piramidal, estos casalicios contenían valiosos azulejos dieciochescos de cerámica del Conde de Aranda, aunque desgraciadamente son sólo cuatro los que de ellos se conservan ya que el resto fueron destruidos durante un saqueo de las tropas francesas en 1811 y en los avatares de la Guerra Civil. Los paneles cerámicos actuales provienen de los talleres de José Cotanda. Su mayor reforma corresponde al año 1774, cuando se amplió en extensión y dotaciones y se valló el recinto. En 1975 se remodeló todo el conjunto, ofreciendo actualmente un magnífico aspecto.

l'Alcora Ermita del Calvario
Cúpula y cubiertas
l'Alcora Ermita del Calvario
Acceso posterior
l'Alcora Ermita del Calvario
Cristo del Calvario
Descripción

La ermita es un edificio de notables proporciones, edificado sobre una plataforma abalconada que domina el recinto del Calvario y el pueblo a sus pies. Al exterior se destacan los cortos brazos del crucero, el cuerpo redondeado del ábside y el cuadrangular de la sacristía tras él, y la elegante cúpula de tejas vidriadas sobre tambor octogonal con ventanas coronando el edificio. Pero sin duda lo más llamativo de este templo, que lo hace inconfundible, es el espectacular mural cerámico de 74 m2, obra de José Cotanda Aguillela de 1974 que representa la escena de la Crucifixión. Este colosal panel ocupa prácticamente toda la fachada y enmarca la puerta adintelada de forja a la que se llega por amplias gradas. La cornisa es de línea quebrada, con adornos de pináculos en sus esquinas y espadaña barroca con campana sobre el hastial.

El interior está decorado en estilo rococó con rocallas del siglo XVIII y lienzos de José y Vicente Cotanda. También cúpula y pechinas lucen pinturas relativas a la Pasión. En la remodelación de 1975 se añadió una girola tras el camarín. La imagen de El Nostre Cristo, como la llaman los alcorinos, es una talla del siglo XVII atribuida a la escuela sevillana de Juan Martínez Montañés. Preside el altar mayor, retablo con columnas y profusión de mármoles y dorados.

Fiestas y Tradiciones

La población celebra fiestas mayores dedicadas al Cristo de Calvario a finales de agosto con numerosos actos religiosos y populares. Entre ellos destaca la procesión a la ermita, que tiene lugar en la tarde noche del último domingo de dicho mes.


Ermita de Sant Cristòfol

Accesible para vehículos Vista panorámica Entorno natural Zona recreativa Leyendas y Tradiciones Fiestas Patronales Romería
  • Accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Zona recreativa y picnic
  • Leyendas y Tradiciones
  • Fiestas Patronales
  • Romería
Principio de Página
Localización

Inmediatamente al norte de la población de l'Alcora se alza el monte de San Cristóbal, elevación de 465 m de altura que domina el casco urbano y a cuyos pies, como se ha dicho, se extiende el Calvario. A su cumbre, llamada Mirador de la Plana, se llega por el Camino de San Cristóbal, carretera asfaltada que arranca de las últimas casas del pueblo y que tras atravesar la urbanización del mismo nombre nos conduce a la ermita.

Sus alrededores constituyen un ameno parque natural con abundante pinada, muy visitado por la población y en el que se ha acondicionado una zona recreativa. La vista desde este emplazamiento es impresionante, verdadera atalaya sobre la Plana hasta el mar, y se dice que en los días claros llega a distinguirse la silueta del Montgó, en la lejana costa de Dénia. De la importancia estratégica de esta ubicación son testigos los abundantes restos que aún quedan de un recinto militar fortificado levantado aquí en 1876 durante las Guerras Carlistas.

l'Alcora Ermita de Sant Cristòfol
l'Alcora Ermita de Sant Cristòfol
Ermita de Sant Cristòfol
l'Alcora Ermita de Sant Cristòfol
Historia y Conservación

La ermita del copatrono de l'Alcora se construyó a principios del siglo XVII y sufrió las consecuencias de los saqueos de las tropas francesas durante las guerras napoleónicas. En el siglo XIX fue profundamente reformada, concretamente entre 1855 y 1856, con obras de mejora costeadas a expensas de los fieles y del vecino M. Ferrer, quien la dotó con cuantiosos fondos.

Descripción

Es un templo de mediano tamaño, de 18,5 m de longitud por 8 m de anchura, rodeado de una amplia explanada con cisterna para las aguas de lluvia y frondoso arbolado. Posee adjunta vivienda para el ermitaño que en los días de tormenta debía hacer sonar a rebato la campana, en la creencia de que su sonido ahuyentaba el pedrisco. Estos ermitaños, cuya primera existencia documental data de 1722, eran elegidos entre jóvenes con algún defecto físico aunque no impedidos para ejercer sus funciones, y que se comprometían a permanecer solteros mientras ejercieran su cargo. El edificio es rectangular, blanqueado, con grandes contrafuertes reforzando sus paramentos y cubierta de tejas a dos aguas. La entrada es adintelada con hojas de madera, rematada por una especie de frontón que acoge una hornacina. Un óculo redondo acristalado, dos faroles de forja y un retablo cerámico con la imagen del santo completan la decoración de la fachada. Adosada a la misma en el lado de la epístola se alza la torre campanario, de poca altura y dos cuerpos rematados por terraza mixtilínea, con abertura de medio punto para la única campana, llamada Cristobalina.

El interior es rectangular, de una sola nave dividida en cinco tramos con coro alto a los pies. Tiene altares laterales dedicados a Santa Bárbara y a Santa Lucía. El altar mayor está presidido por el titular, San Cristóbal.

l'Alcora Ermita de Sant Cristòfol
Altar mayor
l'Alcora Ermita de Sant Cristòfol
Interior de la ermita
l'Alcora Ermita de Sant Cristòfol
'Festa del rotllo'
Fiestas y Tradiciones

Esta ermita es el centro de una de las romerías más singulares de las tierras valencianas: la Festa del Rotllo o Romeria dels Infants, que se celebra el lunes de Pascua. Su origen se remonta a siglos atrás, cuando en el curso de una desoladora sequía los vecinos del pueblo acudieron en peregrinación a Sant Cristòfol acompañados de sus niños para rogar por la lluvia. Concedida esta petición, y para agradecer la salvación de las cosechas, se instauró esta romería en la que cada año sólo participaban los niños varones menores de siete años. Muchos de ellos vestidos de angelets, subían a pie a la ermita donde oían misa, comían la mona pascuera y recibían el rotllo bendecido, que era muy apreciado porque se decía que protegía en trances difíciles a quien lo conservaba. Esta tradición se ha mantenido ininterrumpidamente desde entonces, aunque ahora la romería es mucho más multitudinaria, participando en ella también familiares y curiosos.

Al día siguiente, martes, tiene lugar el Dia de la Doblà, una especie de repetición de la jornada anterior (de ahí su nombre, que significa doblar, repetir), pero dirigida esta vez a todo tipo de asistentes. Se celebra misa en la ermita y se come en los alrededores, disfrutando de una agradable jornada pascuera.

San Cristòfol también se visita el día de su festividad litúrgica, el domingo más próximo al 10 de julio, cuando los transportistas y conductores suben con sus vehículos para solicitar la protección de su patrono. Finalmente, también se honra en la ermita a Santa Lucía en su fiesta de mes de diciembre.


Ermita de San Vicente Ferrer

Accesible para vehículos Entorno natural Zona recreativa Leyendas y Tradiciones Fiestas destacadas Romería
  • Accesible para vehículos
  • Entorno natural
  • Zona recreativa y picnic
  • Leyendas y Tradiciones
  • Fiestas destacadas
  • Romería
Principio de Página
Localización

Al otro lado del monte de San Cristóbal, a unos 2 km de l'Alcora y anunciada por un peiró de piedra, se halla la Ermita de San Vicente Ferrer. Se accede a ella por un camino asfaltado que, partiendo de la población, bordea el barranco de San Vicent y llega al paraje de ese mismo nombre, rodeado de montañas y en medio de frondosa pinada y otra vegetación. Este lugar y su entorno -que ya era escenario de rogativas al santo antes incluso de construirse la ermita- siempre ha sido muy visitado por los alcorinos, que disponen de un área recreativa en sus proximidades con paelleros, bancos, mesas y fuentes, parque infantil, etc.

l'Alcora Ermita de San Vicente Ferrer
l'Alcora Ermita de San Vicente Ferrer
Ermita de San Vicente Ferrer
l'Alcora Ermita de San Vicente Ferrer
Historia y Conservación

La tradición ligada a este lugar cuenta que allá por el año 1525 vivía en una de las masías cercanas una joven pastora llamada Constanza Pallarés, quien solicitó la intervención del santo en un momento de apuro -se dice que invocó su ayuda para recuperar unas mulas que había perdido-, y San Vicente se le apareció concediéndole su ruego. Conocido el hecho por los vecinos, el paraje se convirtió en centro de peregrinación y Constanza prometió edificar allí una ermita dedicada al santo cuando pudiera reunir los fondos suficientes. A tal fin legó en su testamento una dote que, unida a otras aportaciones y limosnas, permitieron cumplir su promesa.

El hecho es que en 1598, con licencia del morellano obispo Gaspar Puneter, comenzaron las obras de la ermita que se pudo inaugurar el 25 de marzo de 1609. El edificio original, que debía ser mucho más modesto, se amplió y restauró profundamente en 1798 dándole su aspecto actual. Actualmente mantiene un perfecto estado tras unas obras de rehabilitación llevadas a cabo en 1985.

Descripción

La ermita es un bello edificio construido en una explanada rodeada de arbolado y frente a la que se extiende un cobertizo en el que se abren cuatro arcos, antiguo refugio para las caballerías. Adosada al lado de la epístola tiene la vivienda del ermitaño y la espaciosa casa-hospedería, en la que se proporcionaba a los penitentes allí alojados sal, vinagre y lecho durante nueve días. Los paramentos del lado opuesto están reforzados por tres sólidos contrafuertes y al exterior destaca la cabecera cuadrangular y la esbelta cúpula de tejos morunas, con linterna y cupulín. La fachada está totalmente blanqueada a excepción de la piedra sillar en esquinas y rodeando los huecos, que se ha dejado a la vista. La puerta es de dos hoja de madera en arco de medio punto formado por amplias dovelas. Sobre ella hay un azulejo con el nombre de la ermita y una ventana alargada y abocinada. Truncando el frontón triangular se alza la espadaña de tejadillo, sencilla y con una abertura para la campana.

El templo es de una sola nave cubierta por bóveda de cañón, con dimensiones de 25,5 m de longitud y 6 m de anchura. Posee coro alto a los pies y crucero poco desarrollado -sólo mide 7 metros- cuyos brazos no sobresalen al exterior. Sobre él se eleva la cúpula con representación pictórica de los atributos del santo en las pechinas. Como el resto de la capilla está elegantemente decorada con molduras blancas, esgrafiados y escayolas siguiendo el gusto dieciochesco. Destaca también el zócalo de azulejos que recorre las paredes, original de la fábrica del Conde Aranda. El techo en cascarón del presbiterio está ocupado en su totalidad por una pintura mural representando a la Santísima Trinidad, con la Virgen y San Vicente. El altar mayor está presidido por imagen en talla moderna del santo titular en su hornacina.

Fiestas y Tradiciones

De las muchas romerías que se celebran en l'Alcora, la de San Vicente es, sin duda, la más festiva. Su imagen es bajada procesionalmente a la parroquia el domingo de Pascua. El día del santo, segundo lunes de Pascua, se la devuelve al ermitorio en animada comitiva en la que participan gigantes y cabezudos, la reina y sus damas de honor, banda de música y numerosos vecinos. En la ermita se oficia misa en valenciano, se cantan los Gozos y se almuerza en los alrededores, no faltando la música popular ni los dulces, que es tradición comprar en abundancia en esta fecha.


Ermitorio de San Salvador

Accesible para vehículos Conjunto arquitectónico Vista panorámica Entorno natural Relevancia histórica Fiestas destacadas Romería
  • Accesible para vehículos
  • Conjunto arquitectónico
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Relevancia histórica
  • Fiestas destacadas
  • Romería
Principio de Página
Localización

A los pies del Castillo de l'Alcalatén, cuya airosa silueta sobre una peña a casi 400 m de altitud domina el abrupto paisaje, e inmediatamente por debajo de él, se encuentra el Ermitorio de San Salvador. Situado a unos 3 km al norte de la población de l'Alcora, se llega a la zona por un desvío a la derecha que parte de la carretera CV-190 en dirección Figueroles, poco antes del km 27.

l'Alcora Ermitorio de San Salvador
l'Alcora Ermitorio de San Salvador
Ermitorio de San Salvador y Castillo de l'Alcalatén
l'Alcora Ermitorio de San Salvador
Historia y Conservación

La Ermita de Sant Salvadó, como se la conoce popularmente en l'Alcora, fue mandada construir en el siglo XIII por Ximén d'Urrea, conquistador de la fortaleza y señor de estas tierras, para que sirviera de centro espiritual a su señorío. Es, por lo tanto, la más antigua del término y una de las más antiguas de la provincia. Construida en un estilo de transición entre el románico y el gótico responde a la tipología de los llamados templos de Reconquista. Originalmente estaba almenada y fortificada, práctica habitual en aquellos turbulentos tiempos, pero hoy ha perdido la mayor parte de esos elementos castrenses.

El edificio ha sufrido diversos modificaciones a lo largo de los siglos, destacando la efectuada en 1634 cuando se le añadió un porche lateral. A pesar de su gran valor histórico y artístico la ermita estaba prácticamente arruinada a mediados del siglo XX, cuando por iniciativa de un grupo de alcorinos se creó una Junta encargada de su rehabilitación cuyas tareas culminaron el 19 de octubre de 1969, fecha en que se inauguró y bendijo de nuevo con asistencia de la duquesa de Alba, heredera del señorío. Como el castillo ha sido también restaurado recientemente y su entorno debidamente acondicionado el conjunto presenta un impecable aspecto, mostrando al visitante una inolvidable estampa.

l'Alcora Ermitorio de San Salvador
l'Alcora Ermitorio de San Salvador
Ermitorio de San Salvador
l'Alcora Ermitorio de San Salvador
Descripción

La ermita, construida en mampostería con refuerzos de sillares, se levanta sobre una plataforma abalconada de piedra para salvar el desnivel del terreno. Este elemento incluye una reja de forja procedente de la vieja Ermita del Loreto, derribada hacia mediados de la década de 1950. Es un edificio tan sencillo como bello, de planta rectangular con cubierta de tejas a dos aguas y espadaña de piedra con campana en el hastial a los pies bajo la cual se abre una ventana en el muro. La entrada es lateral, en la parte de la epístola, con portada románica precedida por un porche -añadido como se ha dicho en 1634- con tejado independiente de menor altura, poyos corridos y dos amplios arcos apuntados que arrancan desde el suelo.

La capilla mide 15 m de largo por 7 m de ancho y se cubre con bóveda de cañón soportada por dos arcos de medio punto. Antiguamente presidía el templo un óleo del siglo XVIII que fue robado durante el abandono de la ermita; actualmente la hornacina del altar está ocupada por una talla moderna del Salvador inspirada en el estilo románico. Otra imaginería notable son un retablo barroco de madera representando la Adoración de los Reyes y un Cristo esmaltado sobre retablo cerámico. Mención aparte merecía la pila bautismal, colosal bloque de piedra contemporáneo de la fundación de la ermita que fue transportada de forma épica por los vecinos de Costur desde esta ermita hasta su iglesia parroquial.

Fiestas y Tradiciones

Este santuario, cabeza del señorío de l'Alcalatén, ha estado siempre muy vinculado también a Costur, Figueroles (romería el primer sábado de agosto) y Lucena del Cid. La población de l'Alcora, sin embargo, ha ido perdiendo progresivamente la tradición de hacer romería al Salvador el 6 de agosto, recorrido que se hacía a pie desde el pueblo y que en la actualidad ha quedado prácticamente olvidado.

1. Grandes ermitorios de l'Alcora

2. Otras ermitas en el término municipal


Escudo de l'Alcora

Ermitas de l'Alcora

Principio de Página