Benafigos

l'Alcalatén

Castelló
Correo
Facebook

Ermitorio de la Virgen de la Ortisella

Accesible para vehículos Entorno natural Fuente próxima Centro devocional Tradición Mariana Zona recreativa Fiestas Patronales Romería
  • Accesible para vehículos
  • Entorno natural
  • Fuente próxima
  • Centro devocional
  • Tradición Mariana
  • Zona recreativa y picnic
  • Fiestas Patronales
  • Romería
Localización

El ermitorio de la Virgen de la Ortisella goza de arraigada devoción en la comarca y es uno de los más populares en toda la provincia. A ello contribuye no poco la belleza de su emplazamiento, en la margen derecha del barranco de su nombre, que es tributario del río Montlleó, y con las cercanas moles rocosas del Cingle Vert y la Penyacalva como vigilantes de esta tranquila umbría.

Para llegar a este lugar, situado a unos 3 km al norte de Benafigos, saldremos de la población por la CV-169 en dirección a Vistabella. Hacia el km 1,5 hay un desvío señalizado a la derecha que por una pista semiasfaltada que desciende al valle nos conducirá a la Ortisella. En esta zona de abundante vegetación existen numerosas huertas que se benefician de las tres fuentes (de Dalt, de Baix y de Darrere) de excelentes aguas que brotan en las proximidades de la ermita. En los alrededores se ha dispuesto un área recreativa con los habituales bancos, mesas y paelleros para el uso de los visitantes.

Benafigos Virgen de la Ortisella
Benafigos Virgen de la Ortisella
Ermitorio de la Virgen de la Ortisella
Benafigos Virgen de la Ortisella
Historia y Conservación

La leyenda asociada al descubrimiento de esta imagen es prácticamente idéntica a la de otras tradiciones marianas: en 1566 un labrador de la zona -se dice que el dueño del vecino Mas d'Escrig- estaba arando un campo con su yunta de mulas cuando la reja tropezó con algo enterrado que inmovilizó a los animales. Así encontró la imagen de la Virgen, que llevó a su masía mientras avisaba a las autoridades. Pero cuando regresaron la imagen había vuelto milagrosamente al lugar del hallazgo, por lo que se interpretó como deseo de la Virgen el que allí se edificara un templo para venerarla. El obispo de Tortosa dio autorización para ello ese mismo año, edificándose la primitiva ermita en 1567.

Esta ermita original tuvo numerosas intervenciones posteriores. Ya en 1651 se amplió su recinto, en 1803 se reformó nuevamente, en 1853 se le añadió la sacristía, y más recientemente se la dotó de hospedería y caballerizas. A finales de los siglos XIX y XX se restauró en sendas ocasiones. Su estado de conservación actual es bueno, encargándose de su mantenimiento los Clavarios de la Virgen.

Descripción

El ermitorio, pues, consta de distintos cuerpos que se adosan a la trasera y a la parte izquierda de la iglesia, formando en ángulo recto frente a ella una explanada presidida por el tronco hueco de un antíquisimo y colosal olmo en cuyo interior se dice que caben cuatro personas jugando a las cartas alrededor de una mesa. El edificio, construido en piedra y mampostería y con cubierta de tejas a dos aguas, tiene todos sus paramentos blanqueados salvo la fachada que muestra la fábrica al desnudo, en piedra de tonos rojizos. En ella se abre la puerta bajo amplio y bello arco de medio punto en el que aparece grabada la fecha de 1651. A su izquierda, una ventana alta enrejada y, por encima, un retablo cerámico que representa el hallazgo de la imagen y la inscripción se renovó el año 1899. En la base de la ancha espadaña, sobre un óculo y entre dos rostros que figuran el sol y la luna, una nueva fecha de otra reforma: 1803.

El interior es muy sencillo, con unas dimensiones de 12 x 7,5 m. Se cubre con bóveda de cañón dividida en tres tramos por dos arcos que apoyan sobre pilastras reforzadas por contrafuertes al exterior. No posee coro ni capillas laterales, pero sí un curioso balcón junto a la entrada que estaba reservado para las autoridades. Dos filas de bancos de madera conducen al modesto altar en el que una hornacina entre columnas alberga la imagen de la Virgen, de moderna factura y reproducción de la original, desaparecida en 1936.

Fiestas y Tradiciones

La Virgen de la Ortisella es la patrona de Benafigos y cuenta la tradición que intervino milagrosamente a favor del pueblo en las sequías de 1813 y 1917, así como durante algunas epidemias contagiosas del siglo XIX. Pero como se ha dicho, su devoción se extiende por toda la comarca y otras tierras, efectuándose a este ermitorio numerosas visitas y romerías, entre las que podemos destacar:


Ermita del Cristo del Calvario

Ermita Urbana Accesible para vehículos
  • Ermita Urbana
  • Accesible para vehículos
Principio de Página
Localización

El Calvario de Benafigos se encuentra a las afueras de la población, hacia el norte, junto a la Carretera de la Diputació.

Historia y Conservación

Su capilla es una minúscula y graciosa ermita dedicada al Santísimo Cristo, construida en 1740. Si bien su exterior se conserva en relativo buen estado, el interior necesitaría una restauración, especialmente para recuperar las pinturas de muros y cúpula que representan escenas de la Pasión.

Benafigos Ermita del Calvario
Ermita del Cristo del Calvario
Benafigos Ermita del Calvario
Ermita del Cristo del Calvario
Descripción

Se trata de un curioso edificio con fábrica de piedra y mampostería blanqueada en estilo barroco. Posee tejado a doble vertiente en cuyo caballete se alza una primitiva cúpula de ladrillos sobre un tambor poligonal de muy poca altura. La puerta de entrada, rectangular y enmarcada por sillares irregulares, se abre en fachada lateral y se llega a ella por toscos escalones de piedra. Sobre el dintel hay una lápida con la fecha de construcción, y rompiendo el alero por encima de ella un arco de medio punto que soporta la espadaña sin campana.

La rusticidad de sus materiales, junto a lo insólito de su traza y su pequeño tamaño le confieren un indudable encanto y singular atractivo.


Principio de Página