Vistabella (1)

l'Alcalatén

Castelló
Correo
Facebook

Santuario de Sant Joan de Penyagolosa

Accesible para vehículos Conjunto arquitectónico Vista panorámica Entorno natural Fuente próxima Relevancia histórica Centro devocional Leyendas y Tradiciones
Establecimiento hostelero Fiestas destacadas Romería
  • Accesible para vehículos
  • Conjunto arquitectónico
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Fuente próxima
  • Relevancia histórica
  • Centro devocional
  • Leyendas y Tradiciones
  • Establecimiento hostelero
  • Fiestas destacadas
  • Romería
Localización

La montaña de Penyagolosa, que con sus 1.813 m de altura sólo es superada en la Comunidad por el Cerro Calderón (1.839 m) en el Rincón de Ademuz, el Santuario de Sant Joan y los parajes que los rodean son algunos de los lugares más emblemáticos para los valencianos. Territorio de gran belleza y valor ecológico, se halla repleto de misterios y antiguas leyendas que nos transportan a los orígenes de nuestra historia. Sea cual sea la aproximación que realicemos, desde la ecología al excursionismo, de la religiosidad al folklore, de la historia al arte, Penyagolosa es un referente ineludible para la personalidad de nuestro pueblo.

En la cumbre confluyen los términos de Vistabella, Xodos y Villahermosa del Río, localidades desde las que se puede acceder al ermitorio recorriendo una zona muy apreciada por excursionistas y senderistas. El santuario -al que se puede llegar tabién en vehículo- se localiza a unos 10 km de Vistabella, término municipal al que pertenece. Se sitúa en privilegiado emplazamiento, rodeado de espesos bosques y escoltado por altas cumbres, junto a la Rambla de la Teixeria.

Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Santuario de Sant Joan de Penyagolosa
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Historia y Conservación

Ya desde los años inmediatamente posteriores a la Reconquista en el siglo XIII era éste lugar de peregrinación y atracción religiosa, lo que hace pensar en la existencia de ritos más antiguos. Antes de la construcción del ermitorio, el centro de devoción era el manantial de Sant Joan de la Font Coberta, al que se acudía en peregrinación -por lo menos desde 1336- desde muy distintos pueblos de la comarca y otros más lejanos. Probablemente en esta época existía ya aquí una comunidad de cenobitas alrededor de la cual se fue construyendo un pequeño monasterio. Sobre este cenobio primitivo se levantó a partir del siglo XVI el actual santuario, que pronto fue creciendo al acoger numerosas peregrinaciones: en 1653 se creó la Cofradía de Sant Joan por bula del papa Inocencio X, y entre finales del siglo XVII y principios del XVIII se construye la nueva iglesia, sobre la ruinas de la anterior.

Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Detalle del conjunto
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Portada
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Detalle de la portada
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Ventana renacentista
Descripción

El santuario, dedicado a San Juan Bautista y a Santa Bárbara, es un conjunto de edificaciones que asemeja un pequeño poblado. Exteriormente se dispone en forma de "U" alrededor de una plaza -antaño porticada- presidida por el tronco muerto de un gigantesco olmo, mientras que al interior el núcleo más antiguo se articula en torno a un patio con arcos góticos comunicado con numerosas dependencias. A través de este patio se puede acceder a la iglesia por una puerta lateral que recae al interior al segundo tramo de la nave. En toda esta área domina la piedra trabajada y la sobriedad arquitectónica y decorativa. Desde ella se puede acceder, tanto en la planta baja como en la alta, a diversos almacenes, refectorio, cocina y habitaciones para los peregrinos. Actualmente el santuario dispone de servicios de hostelería y refugio para pernoctar.

Apenas por encima de las cubiertas se alza la torre campanario, con aspecto de atalaya defensiva por sus escasos vanos y sólido aspecto. La fachada principal de la iglesia se sitúa a los pies, hacia poniente. Presenta portada de piedra labrada con dos cuerpos: el inferior sirve de marco para la puerta adintelada mientras que el superior acoge una hornacina con la imagen del santo. Inmediatamente por encima se abre una ventana que ilumina el coro al interior.

Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Patio porticado
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Cúpula
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Altar de Santa Bárbara

El templo es de una sola nave dividida en cuatro tramos de desigual longitud por arcos fajones que soportan bóveda de cañón con lunetos, salvo en el presbiterio que se cubre con bóveda sobre pechinas decorada con frescos churriguerescos con escenas de la vida de San Juan. La decoración sigue el gusto neoclásico, con elementos del barroco valenciano. Posee coro alto a los pies apoyado en la bóveda rebajada de un arco escarzano, con barandilla de madera. Sólo hay una capilla lateral, cuadrangular y de buenas dimensiones, junto a la puerta que recae al patio interior, dedicada a la cotitular, Santa Bàrbara.

El retablo del altar mayor se dice que está inspirado en la portada barroca de la catedral de València. Es una rica pieza de madera tallada y dorada con profusión de ornamentos. En su nicho central se halla la imagen de San Juan, posiblemente anterior a la restauración del templo. Desde el presbiterio se accede a la sacristía, repleta de exvotos, y a un camarín auxiliar con una meritoria ventana renacentista.

Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Interior
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Retablo y cúpula
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Altar mayor
Vistabella Maestrazgo Sant Joan Penyagolosa
Imagen de Sant Joan
Fiestas y Tradiciones

Sant Joan de Penyagolosa ha sido desde antiguo y sigue siendo meta de numerosas peregrinaciones. Las fiestas en honor al santo se celebran en las fechas tradicionales de su nacimiento, 24 de junio, y de su muerte, 25 de agosto. En esos dos días hay romería desde Vistabella, que también acude el domingo de Pascua de Pentecostés. Los fieles de Culla peregrinan el viernes y sábado de la semana del Corpus Christi; los de Xodos el lunes siguiente a la Santísima Trinidad. La localidad turolense de Portomingalvo lo hace el sábado siguiente al primer viernes de mayo. Los vecinos de Castillo de Villamalefa y Ludiente, lugares más alejados, peregrinaban aquí hasta 1913, cuando sus romerías fueron suprimidas por rencillas entre las autoridades.

Pero sin duda la fecha clave para el santuario es el último viernes de abril, día protagonizado por Els Pelegrins de Les Useres, que desde tiempo inmemorial recorren a pie el difícil trayecto en romería penitencial renovando año tras año su promesa.

Principio de Página