El Toro

El Alto Palancia

Castelló
Correo
Facebook

Ermita de San Roque

Accesible para vehículos Relevancia histórica Fiestas Patronales
  • Accesible para vehículos
  • Relevancia histórica
  • Fiestas Patronales
Localización

Si salimos de la población de El Toro hacia el este por la calle de Prado, al final de la misma encontraremos los primeros casalicios de ladrillo rojo del Vía Crucis que nos acompañarán, siguiendo el camino poco más de un kilómetro, hasta la Ermita de San Roque, rodeada de campos de cultivo en la hoya de su nombre.

El Toro Ermita de San Roque
El Toro Ermita de San Roque
Ermita de San Roque
El Toro Ermita de San Roque
Historia y Conservación

El templo original databa del siglo XIV, aunque de esa época sólo queda el ábside, ya que en 1603 fue reconstruido dándole el aspecto con que ha llegado hasta nosotros. Este aspecto, tan distinto de las tradicionales ermitas camperas valencianas, nos recuerda lo próximos que nos hallamos de tierras aragonesas. Restaurada en 1991, año en que se construyó también el Calvario, está considerada una de las ermitas más bellas e interesantes de la comarca.

Descripción

Se trata de una capilla rectangular y alargada de piedra y mampostería, con atrio previo para refugio de caminantes que le da su aire tan característico. Este porche tiene cubierta de tejas a tres vertientes soportada por valiosa techumbre de madera que reposa en seis hermosas columnas cilíndricas levantadas sobre un murete de piedra con poyo corrido interior que delimita el recinto. Por encima de él, en el hastial de la fachada, asoma la espadaña con su campana y remate de adorno de bola. La puerta de entrada es de madera, en arco de medio punto, con una lápida de piedra sobre ella con la fecha de 1603. A ambos lados se abren ventanas bajas enrejadas.

El Toro Ermita de San Roque
Porche previo
El Toro Ermita de San Roque
Portada

El templo mide 18 m de profundidad por 6,5 m de anchura. Dos arcadas de medio punto sustentan la bóveda de cañón, adornada con motivos pintados relativos al titular. Tiene dos altares laterales; el de la derecha dedicado a la Divina Pastora y el de la izquierda, junto al púlpito, al Cristo Yacente. La imagen de San Roque, que luce una curiosa capa carmesí con bordados de oro, preside el altar mayor, construido en parte con antiguos materiales traídos del derruido castillo cercano.

Fiestas y Tradiciones

El Toro celebra sus fiestas patronales a partir del 15 de agosto. En ese día San Roque es llevado en procesión hasta la parroquia, retornando a su ermita al día siguiente.


Ermita de San Miguel

Accesible para vehículos Ruinas Conjunto arquitectónico Relevancia histórica Sin culto
  • Accesible para vehículos
  • Ruinas
  • Conjunto arquitectónico
  • Relevancia histórica
  • Sin culto
Principio de Página
Localización

Las ruinas del Castillo de El Toro, del que la Ermita de San Miguel formaba parte, coronan una elevación junto al pueblo dominando el altiplano circundante.

Historia y Conservación

Esta fortificación al parecer remonta su origen a tiempos íberos y romanos. Con la dominacion musulmana y tras la posterior reconquista la fortaleza fue ampliada y reformada hasta llegar a ser un importante bastión fronterizo. El paso del tiempo y la pérdida de su valor estratégico hicieron que quedara abandonada y arruinada, ruinas que aún pueden verse.

El Toro Ermita de San Miguel
El Toro Ermita de San Miguel
Ruinas de la Ermita de San Miguel
El Toro Ermita de San Miguel

En época cristiana se construyó en este recinto una iglesia dedicada a Santa María, que ya existía al menos desde 1258, primera fecha en que se la menciona documentalmente. Durante los siglos XIV y XV, coincidiendo con el periodo de mayor pujanza y prosperidad de la villa, el templo se enriqueció considerablemente mejorando su estructura y dotándose con valiosos ornamentos y obras de arte. Fue vicaría hasta 1534 y al perder relevancia el castillo y su entorno se consagró como ermita, dedicada ahora a San Miguel. Desde entonces se fue abandonando progresivamente hasta que su participación en los sucesos bélicos de las Guerras Carlistas y de la Guerra Civil la redujeron al estado de lamentable ruina actual.

Descripción

Poco queda, pues, del que fue importante templo y bella ermita, aunque sus restos siguen siendo evocadores y merecedores de interés. Integrada con el castillo y a su mismo nivel en el lado norte, compartía sus elementos fortificados como las almenas y los sólidos lienzos murados. De planta rectangular y reducidas dimensiones, a pesar de su ruina conserva aún buena parte de su estructura exterior con sus paramentos reforzados por contrafuertes y algunos elementos significativos, como diversas hornacinas. Otros has sido retirados -lápidas, pila bautismal- y se conservan en la iglesia parroquial. También puede verse un pequeño portal de traza gótica en uno de sus laterales, así como otros dos accesos, muy desfigurados. En sus inmediaciones se han encontrado restos de un cementerio y de una antigua nevera.


Principio de Página