Castell de Cabres

El Baix Maestrat

Castelló
Correo
Facebook

Ermita de Sant Cristòfol

No accesible para vehículos Acceso por sendero Ruinas Vista panorámica Entorno natural Leyendas y Tradiciones Sin culto
  • No accesible para vehículos
  • Acceso por sendero
  • Ruinas
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Leyendas y Tradiciones
  • Sin culto
Localización

Sus ruinas aún pueden verse, a 1.250 m de altura, sobre la Mola Escabosa, también llamada de Sant Cristòfol. Es éste un lugar de complicado acceso, a unos 5 km al norte de Castell de Cabres, en las proximidades de los masos de Vilalta y de Folet y muy cercano ya a tierras de Teruel. Existe un sendero que llega a la ermita desde la aldea de Coratxà, en el vecino término de La Pobla de Benifassà. Desde su emplazamiento, agreste y pintoresco, se disfrutan de unas excelentes vistas panorámicas.

Historia y Conservación

Esta zona fue donada a poblar por Blai d’Alagó -señor de Morella- en 1237, poblamiento que no prosperó y acabó quedando abandonado. La ermita, construida entre 1565 y 1575, quizá se levantase sobre otra anterior que se edificaría por los primeros colonos. El conjunto constaba de iglesia, hospedería y vivienda para el ermitaño, y se sabe que a principios del siglo XX se hallaba en buen estado y mantenía el culto. Sin embargo, un incendio en 1936 provocó el derrumbe de la cubierta y desde entonces quedó abandonada, arruinándose rápidamente.

Castell de Cabres Ermita de Sant Cristòfol
Castell de Cabres Ermita de Sant Cristòfol
Ruinas de la Ermita de Sant Cristòfol
Castell de Cabres Ermita de Sant Cristòfol
Descripción

Era un templo rectangular, orientado a mediodía, fabricado con piedra de cantería. Todavía conserva sus paramentos perimetrales reforzados por cuatro contrafuertes exteriores. Entre dos de ellos se abre la puerta de entrada en arco de medio punto bellamente dovelado con adorno de cordón moldurado. La techumbre está completamente destruida pero debía ser de tejas a doble vertiente. Tenía pequeña espadaña con campana fundida en 1767.

El interior se cubriría con techo de madera a dos aguas, hoy también desaparecido, soportado por dos arcos que se han desmoronado y que dividían la capilla en tres tramos. Dos pequeñas ventanas en las paredes servían para iluminar el recinto.

Fiestas y Tradiciones

Una curiosa leyenda relaciona esta ermita con las de Santa Àgueda y Sant Domènec, ambas en la vecina Vallibona (Els Ports). Cuenta ésta que Santa Àgueda tenía dos hermanos, Cristòfol y Doménech, a quienes por una disputa entre ellos castigó la santa a vivir siempre separados. Con el tiempo, sin embargo, ambos llegaron a ser santos y sus ermitas se construyeron sobre sus respectivos lugares de retiro. Estas dos ermitas, aunque muy alejadas, son visibles desde la de Santa Àgueda, pues se dice que la hermana los sigue vigilando.

Antiguamente se realizaba romería a la Ermita de Sant Cristòfol el 1 de mayo, tradición perdida hace ya tiempo.


Principio de Página