Sant Mateu (2)

El Baix Maestrat

Castelló
Correo
Facebook

Ermita de San Cristóbal

Accesible para vehículos Vista panorámica Relevancia histórica Romería
  • Accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Relevancia histórica
  • Romería
Localización

La Ermita de San Cristóbal de Sant Mateu se encuentra próxima al ermitorio de Nuestra Señora de los Ángeles, a unos 3,5 km de la población, situada sobre una elevación vecina a 490 m de altura. Se llega a ella por el Camí de Sant Cristófol, pista practicable para vehículos que arranca de la carretera al Ermitorio de los Ángeles, poco antes de llegar al santuario. Desde este emplazamiento se disfruta de excelentes vistas sobre buena parte de la comarca.

Historia y Conservación

Su construcción data de finales del siglo XIV o principios del XV, siendo la más antigua de las ermitas que quedan en pie en el municipio. Las primeras referencias documentales relacionadas con ella se remontan a 1432 y se sabe que su ermitaño estaba autorizado a pedir limosna en la villa los domingos y en festividades como recompensa por ocuparse del mantenimiento del templo. Esta capilla es también famosa por haber residido como penitente en ella durante algún tiempo San Alonso Rodríguez, jesuita segoviano (1532-1617).

Sant Mateu Ermita San Cristóbal
Ermita de San Cristóbal
Sant Mateu Ermita San Cristóbal
Portada
Sant Mateu Ermita San Cristóbal
Vista posterior

Quizá por lo remoto de su emplazamiento, o por perderse la tradición de celebrar su romería, la ermita llegó a la segunda mitad del siglo XX en un estado de abandono y olvido que presagiaba una completa ruina. Afortunadamente fue restaurada en 1994, se ha recuperado el culto y su romería y se mantiene en la actualidad en un perfecto estado.

Descripción

Es un sencillo templo construido en mampostería dejada a la vista con refuerzos de sillares en las esquinas, edificado sobre una plataforma cerrada por un murete que forma una pequeña plazoleta frente a ella. La cubierta es de tejas a doble vertiente que se prolonga a la derecha para cubrir igualmente la vivienda del ermitaño que viene adosada a ese costado. La cabecera, cuadrada, está reforzada por sólidos contrafuertes de desigual altura. La puerta es de hojas de madera bajo arco de medio punto formado por toscas dovelas irregulares, y a su izquierda se abre una ventana baja, enrejada y con una mirilla. Remata el hastial una rústica espadaña triangular con su campanita.

Su planta mide unos 12 m de longitud por 5 m de anchura y consta de nave única con poyo corrido en las paredes, separada por un arco apuntado del presbiterio, que es cuadrangular y se cubre con gótica bóveda de arista con gruesos nervios y clave decorada. Tras el altar preside un lienzo de grandes dimensiones representando al santo titular, pintado por el artista local Mateo Sabater. Había también dos altares laterales dedicados a San Mateo y a San Ignacio de Loyola.

Fiestas y Tradiciones

Antiguamente se realizaban el 10 de julio lucidas fiestas en honor a San Cristóbal, que incluían diversos actos religiosos y populares. Olvidadas durante décadas, nuevamente se ha recuperado la romería a la ermita en la que participan sobre todo camioneros y transportistas que llevan a bendecir los banderines que adornan sus vehículos.


Ermita de Santa Bárbara

Accesible para vehículos
  • Accesible para vehículos
Localización

La Ermita de Santa Bárbara forma parte del Cementerio Municipal de Sant Mateu, que se halla a un kilómetro aproximadamente al este de la villa, junto a la carretera CV-10 en dirección a La Jana.

Historia y Conservación

El templo fue construido en el siglo XVIII, antes que el camposanto actual, al parecer sobre otra que ya existía en 1591 y que se supone de gran antigüedad. Fue reformada en diversas ocasiones, incluyendo una profunda restauración en el siglo XIX, que junto a intervenciones más recientes la mantienen en buen estado.

Sant Mateu Ermita de Santa Bárbara
Cementerio de Sant Mateu
Descripción

El cementerio queda ligeramente elevado sobre el nivel de la carretera, desnivel que se salva por una escalinata que lleva a la puerta principal, de la que parte una calle bordeada de cipreses que conduce directamente a la ermita. La capilla viene precedida por un pórtico en la que se abren tres arcos apuntados que dan acceso a la puerta de entrada, bajo arco de medio punto.

El interior es una nave única cubierta con cúpula de crucería, presidida por el altar principal en el testero y una pequeña capilla en el lado de la epístola, con altar adosado.

Fiestas y Tradiciones

Antiguamente las autoridades de la villa y los vecinos se desplazaban a la ermita el día de Santa Bárbara, 4 de diciembre. Allí se celebraba Misa cantada y se repartían candelas bendecidas y estampas.


Ermitas desaparecidas

Ruinas Sin culto
  • Ruinas o vestigios
  • Sin culto

En el término de Sant Mateu existieron otras ermitas que desaparecieron por distintas circunstancias y de las que sólo han llegado a nosotros referencias documentales o tradiciones orales. En la obra del reverendo Ildefonso Ferreres Aleu Historia de la villa de San Matheo, escrita hacia 1830, se recogen detalles sobre muchas de ellas.

Sant Mateu
Roca dels Ermitans

Roca dels Ermitans y Ermita Vella: en el fondo del barranco de La Ratlla existe un acantilado de piedra rojiza con indicios de ocupación desde el Neolítico en el que todavía se pueden ver las cavidades que fueron utilizadas por los numerosos ermitaños que desde los primeros tiempos de la Reconquista se recogieron en este lugar. No muy lejos de aquí, en las proximidades del Mas d’Encoll, hay noticias de la existencia pretérita de la llamada Ermita Vella, probablemente dedicada a San Esteban y utilizada para el culto de los eremitas de la zona.

Ermita de Santa Waldesca o Santa Ubaldesca: hasta hace poco aún se podían ver algunos de sus restos junto al margen izquierdo del riachuelo de la Mare de Déu, poco antes de cruzarlo por el camino que lleva al Ermitorio de Nuestra Señora de los Ángeles. En su origen dedicada a la Virgen de Gracia, este pequeño templo fue edificado con casa del ermitaño anexa en el siglo XV y se sabe que por lo menos ya a principios del siglo XIX se encontraba en completa ruina. La advocación a la santa italiana Waldesca sólo se conoce en nuestras tierras aquí y en Les Useres, donde aún conserva una ermita.

Capilla de San Miguel: el padre Aleu la describe junto a la iglesia de San Pedro y como construcción que la desfiguraba. Probablemente por ello se prohibió el culto en ella y se derribó a finales del siglo XIX. Para continuar la devoción, los vecinos de la calle La Corte construyeron otra nueva adosada a una vivienda que también fue derruida recientemente.

Ermita de San Juan Bautista: se hallaba a poca distancia de la población, en dirección a La Jana, junto a la pequeña elevación que todavía se conoce como Muntanyeta de Sant Joan. El reverendo Aleu la describe como meta de una concurrida romería con misa cantada el 24 de junio. Hasta no hace demasiado tiempo aún se podían ver sus cimientos, pero ya no queda nada de ella.

Ermita de Santa María Magdalena: se encontraba extramuros de la villa junto al Portal de Albocasser, según el padre Aleu como a unos 400 pasos de él. Construida en 1594, fue destruida por las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia y hasta hace poco aún podían verse algunos restos de ella. Su mantenimiento estaba a cargo de los vecinos de la calle de La Feria, que celebraban su fiesta el 22 de julio, celebración que siguen manteniendo.


Principio de Página