Benicàssim (2)

La Plana Alta

Castelló
Correo
Facebook

Ermita del Naixement

No accesible para vehículos Entorno natural Fuente próxima
  • No accesible para vehículos
  • Entorno natural
  • Fuente próxima
Localización

La conocida como Ermita del Naixement se halla al este de las ruinas del Convento Viejo, a las que está unida por un camino al que también se accede desde el Mirador del Desierto, y no lejos de la Ermita de Santa Teresa. En sus alrededores, entre campos y pinadas, se encuentran la fuente y la balsa de su mismo nombre.

Historia y Conservación

Construida en 1698, fue la primera del Desierto en edificarse, antes incluso que el primitivo convento. Fue fundada por donación del doctor valenciano Bartolomé Selma y estuvo en uso ininterrumpido hasta 1783; posteriormente quedó en ruinas siendo rehabilitada en varias ocasiones, la última a finales del siglo XX. Desde entonces se la rebautizó como Ermita de Nuestra Señora de la Luz Naciente, aunque su advocación original al Nacimiento de Jesucristo sigue siendo la más popular.

Benicàssim Ermita del Naixement
Ermita del Naixement
Benicàssim Ermita del Naixement
Ermita y entorno
Benicàssim Ermita del Naixement
Detalle de la fachada
Descripción

Sigue la tipología característica de la mayoría de las ermitas del Desierto: planta rectangular, frontón triangular y cubierta de tejas a dos aguas, con un cuerpo de menor altura y tejado independiente adosado a la parte posterior. La puerta se sitúa a la derecha, emplanchada y ligeramente retranqueada, con arco de descarga de ladrillos sobre el dintel. A la izquierda, ventana enrejada, y bajo el hastial se abre un amplio balcón semicircular que se ha enrejado completamente para evitar el vandalismo. Una cruz sobre un pilón remata el vértice de la fachada. En ella había también un retablo cerámico, obra de Francisco Dasí de finales del siglo XIX, que desde 1928 se conserva en el Museo del Convento.

Observaciones

Relacionados con esta ermita encontramos en sus proximidades el Antro de San Juan de la Cruz, y las Grutas de San Juan Bautista y de San Onofre.


Ermita de Santa Teresa de Jesús

Accesible para vehículos Entorno natural
  • Accesible para vehículos
  • Entorno natural
Principio de Página
Localización

La Ermita de Santa Teresa de Jesús se encuentra próxima a la del Naixement y a la de Montserrat, junto al margen izquierdo de la carretera CV-147 que viene de Benicàssim, poco antes de llegar al Mirador del Desierto.

Historia y Conservación

Se construyó en 1755, al mismo tiempo que se llevaban a cabo las obras del Convento Nuevo. En 1729 Antonio Mas, caballero de Vinaròs, encargó su edificación pero los fondos legados no fueron suficientes, por lo que hubo que esperar a un donativo del obispo José Alcaraz y Belluga para su finalización. En ella vivió y escribió varias de sus obras el santo teresiano Enrique de Ossó (1840-1896).

Restaurada por la Compañía de Santa Teresa, es la ermita del Desierto que mejor ha llegado hasta nosotros y la que mejor ha conservado sus elementos originales.

Benicàssim Ermita de Santa Teresa de Jesús
Benicàssim Ermita de Santa Teresa de Jesús
Ermita de Santa Teresa de Jesús
Benicàssim Ermita de Santa Teresa de Jesús
Descripción

La ermita mide casi 14 m de ancho por 10 m de profundidad. Tiene espadaña en su hastial y cubierta de tejas a tres aguas. Rodeándola hay un porche porticado con amplios arcos de medio punto, excepto en la fachada.

En su interior hay cuatro dependencias: el oratorio propiamente dicho al fondo, un dormitorio-estudio, una cocina y, en la entrada, el locutorio. En el punto en que se cruzan estas estancias existe un espacio vacío destinado a una lámpara que así iluminaba de forma simultánea todo el recinto.

Observaciones

Relacionada con esta ermita y en sus proximidades se encuentra la Laura de San Caritón.


Ermita de la Virgen de Montserrat

No accesible para vehículos Vista panorámica Entorno natural
  • No accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
Principio de Página
Localización

La ermita dedicada a la Virgen de Montserrat se ubica sobre un pequeño cerro llamado Tebaida, en las proximidades de la Ermita de Santa Teresa, a la que se asemeja bastante. Queda situada a mayor altura al otro lado de la carretera CV-147, desde la que se accede por un camino en el que se encuentra la Laura de San Eutimio, asociada a esta ermita.

Benicàssim Ermita de la Virgen de Montserrat
Benicàssim Ermita de la Virgen de Montserrat
Ermita de la Virgen de Montserrat
Benicàssim Ermita de la Virgen de Montserrat
Historia y Conservación

Fue fundada en el siglo XVIII por Andrés de Montserrat, gobernador de Castelló e importante cargo de la Orden de Montesa.

Descripción

Es un edificio rectangular cimentado sobre una plataforma de piedra, con muros de mampostería reforzados en las esquinas y cubierta de tejas a dos aguas. A la puerta, adintelada y enrejada, se accede por unos escalones. Esta entrada se abre en el lado derecho de la fachada, existiendo una ventana en el extremo opuesto y un respiradero bajo la vacía espadaña en el hastial.

El interior está dividido en las clásicas cuatro estancias de estas ermitas: vestíbulo o locutorio, dormitorio, cocina y capilla.


Ermita de San José

Accesible para vehículos Vista panorámica Entorno natural Fuente próxima
  • Accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Fuente próxima
Principio de Página
Localización

Rodeada de árboles y otra vegetación, la Ermita de San José se encuentra exactamente al norte de las ruinas del Convento Viejo, en un recodo de la carretera CV-147, a su derecha viniendo desde Benicàssim e inmediatamente antes de llegar al Mirador del Desierto, que queda a la izquierda.

Historia y Conservación

Una de las ermitas más antiguas del Desierto, fue fundada a principios del siglo XVIII por el padre Miguel de San José, provincial de Aragón y València, con limosnas recogidas para ese fin. A raíz de las desastrosas lluvias de 1783 quedó en semirruina durante casi un siglo, hasta que se restauró a expensas del sacerdote de Castelló Juan Cardona. En 2008 fue de nuevo reconstruida, encontrándose actualmente en uso aunque muy modificada.

Benicàssim Ermita de San José
Ermita de San José
Benicàssim Ermita de San José
Ermita de San José
Benicàssim Ermita de San José
Fuente de San José
Descripción

Tiene planta rectangular con cuerpo adosado a la cabecera y cubierta de tejas a dos aguas. Su fábrica es de mampostería con sillares de rodeno. La puerta de acceso queda a la derecha, mientras que a la izquierda hay una ventana, disposición característica de las ermitas del Desierto. Posee espadaña -sin campana- de medio punto sobre el hastial. El interior mantiene la tradicional distribución de estos templos-vivienda en cuatro estancias.

Observaciones

Aunque no tiene antros o grutas asociados, en sus proximidades hay varias balsas y fuentes de excelentes aguas, especialmente la de San José, que en sus tiempos y debidamente canalizada regaba las huertas del viejo convento.


Ermita de San Miguel Arcángel

No accesible para vehículos Vista panorámica Entorno natural Leyendas y Tradiciones Romería
  • No accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Leyendas y Tradiciones
  • Romería
Principio de Página
Localización

La Ermita de San Miguel Arcángel se halla en la cumbre del Pico Bartolo, a 728 m de altitud y dominando todo el paraje del Desierto de las Palmas. Se puede acceder a ella por una empinada pista que parte de las proximidades del Convento Nuevo, aunque el acceso de vehículos está restringido. Desde su emplazamiento se disfruta de uno de los más espectaculares panoramas de nuestras tierras, aunque hay que lamentar la existencia junto a la ermita de un verdadero bosque de antenas radioeléctricas, que junto al antiguo y venerable templo ofrecen una estampa surrealista.

En esta cumbre se erigió en 1902 una monumental cruz para conmemorar el nuevo siglo. Destruida durante la Guerra Civil, se levantó de nuevo poco después, siendo un símbolo de referencia visible desde grandes distancias.

Benicàssim Ermita de San Miguel Arcángel
Cruz del Bartolo
Benicàssim Ermita de San Miguel Arcángel
Pico Bartolo
Benicàssim Ermita de San Miguel Arcángel
Ermita de San Miguel Arcángel
Historia y Conservación

Esta montaña recibe su nombre por el anacoreta fray Bartolomé de la Santísima Trinidad, uno de los primeros carmelitas descalzos que vivieron aquí a mediados del siglo XVII, concretamente en una pequeña cueva no lejos de la cima. Son muchos los que creen que él fue el fundador de esta ermita, pero en realidad fue construida un siglo después, en 1752, por iniciativa del padre Vicente de la Concepción. Como curiosidad, la capilla fue refugio de los geógrafos Eduardo Biot y Francesc Aragó durante los casi dos meses que aquí trabajaron en la medición del Meridiano de París.

Es la única ermita del paraje con vocación de santuario y no para servir de vivienda-retiro. Su deteriorado estado actual, tanto interior como exterior, es fruto del abandono y la acción de las inclemencias metereológicas, necesitando una urgente rehabilitación.

Benicàssim Ermita de San Miguel Arcángel
Detalle de la fachada
Benicàssim Ermita de San Miguel Arcángel
Ermita de San Miguel Arcángel
Benicàssim Ermita de San Miguel Arcángel
Interior
Descripción

Es una ermita pequeña, exenta y cimentada sobre la roca de la cima, de aspecto cúbico y con cubierta piramidal de tejas sobre cornisa de piedra labrada. Su fábrica es de mampostería con refuerzos de sillares en las esquinas. Lo más llamativo es el colorido panel cerámico representando al santo arcángel en su lucha con el demonio, situado sobre la puerta de acceso.

El interior es sobrio y sencillo, con suelo de loseta, bóveda tabicada que apoya sobre los paramentos y escasa decoración pintada. En el testero, sobre un rústico altar hecho con dos bloques de piedra, está la imagen de San Miguel en una hornacina.

Fiestas y Tradiciones

En esta ermita tenía lugar la bendición de términos por el prior, tras oficiarse misa en la fiesta del santo. Antaño se celebraba también aquí fiesta el 8 de mayo y el 29 de septiembre en honor al titular; en la actualidad se realiza romería al paraje del Bartolo en el mes de octubre.

Principio de Página