Zorita (1)

Els Ports

Castelló
Correo
Facebook

1. Santuario de la Virgen de la Balma

2. Otras ermitas en el término municipal


Escudo de Zorita

Ermitas de Zorita

Santuario de la Virgen de la Balma

Accesible para vehículos Conjunto arquitectónico Vista panorámica Entorno natural Relevancia histórica Centro devocional Tradición Mariana Leyendas y Tradiciones
Establecimiento hostelero Fiestas Patronales Romería
  • Accesible para vehículos
  • Conjunto arquitectónico
  • Vista panorámica
  • Entorno natural
  • Relevancia histórica
  • Centro devocional
  • Tradición Mariana
  • Leyendas y Tradiciones
  • Establecimiento hostelero
  • Fiestas Patronales
  • Romería
Localización

El Santuario de la Virgen de la Balma de Zorita, declarado Monumento Histórico Artístico en 1979, es uno de los templos más singulares de nuestras tierras y su fama –que trasciende lo religioso para adentrarse en lo folclórico, lo popular y hasta en lo esotérico– se ha extendido no sólo por las comarcas cercanas sino por toda España y el extranjero.

Zorita Santuario de la Balma
Santuario de la Virgen de la Balma

Su propia ubicación es insólita, al estar construido en una balma o alargada cueva excavada de forma natural en una impresionante mole rocosa de la ladera del monte de La Tossa, a 700 m de altitud en un entorno de gran belleza frente a la ribera del río Bergantes. En efecto, el templo y sus dependencias parecen empotrados en la masa pétrea, formando una estampa inconfundible e impactante que parece transportarnos a otras épocas. Se llega a este emblemático lugar situado a unos 3 km al norte de Zorita saliendo de la población por la carretera CV-14 que sigue el cauce de Bergantes y se dirige a la localidad turolense de Aguaviva. A la altura del barranco de la Mare de Déu, un desvío señalizado a la izquierda nos conduce al santuario tras un corto y empinado recorrido.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Santuario de la Virgen de la Balma y entorno
Zorita Santuario Virgen Balma
Historia y Conservación

El término balma designa en valenciano una cavidad poco profunda, generalmente alargada, excavada de forma natural en la roca por la acción de los agentes erosivos. Algunos lo identifican también con un nombre de origen céltico para referirse a este tipo de grutas, muchas de las cuales tienen como característica común el haber servido en la antigüedad como lugar de celebración de ceremonias y rituales ya que se consideraban lugares mágicos. Con el cristianismo fueron también con frecuencia sitios elegidos por anacoretas y eremitas como refugio y retiro para vivir en soledad.

La tradición remonta el origen de la advocación mariana en este lugar a una fecha indeterminada de la Baja Edad Media (entre los siglos XIV y XV) y contiene varios elementos que se repiten en estas piadosas leyendas. Según cuentan, un pastor de Zorita al que faltaba un brazo –o lo tenía inválido– vigilaba su rebaño en las proximidades de la balma cuando vio salir de ella un extraño resplandor que le hizo acercarse. Allí se le apareció a la Virgen en toda su gloria rodeada de ángeles, quien le reveló la existencia de una imagen suya oculta desde tiempos de la invasión musulmana y le ordenó ir a la población para comunicar a vecinos y autoridades su deseo de que en ese lugar se le edificara un templo para venerarla, garantizando su protección a la comarca. Desaparecida la visión, el pastor descubrió que había recuperado el uso de su brazo, y cumplió su cometido regresando con los representantes del pueblo, que comprobaron la veracidad del suceso y acordaron iniciar las obras para convertir aquella gruta en un templo dedicado a la Virgen.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Santuario de la Virgen de la Balma
Zorita Santuario Virgen Balma

Parece ser que ya antes de estos hechos existía aquí una pequeña ermita dedicada a Santa María Magdalena –ya documentada en 1380–, pero fue el descubrimiento de la imagen de la Virgen de la Balma (a la que se nombra así por primera vez en un inventario de 1437) y su fama milagrosa lo que hizo que la devoción se extendiera rápidamente a todos los rincones de la comarca e incluso más allá, iniciándose en 1408 la serie de tradicionales romerías con la rogativa de Castellote (Teruel). La creciente afluencia de peregrinos hizo necesarias sucesivas reformas y ampliaciones; de hecho, la construcción del templo y sus edificaciones anexas más importantes abarca un período que se extiende desde el siglo XV al XVIII. En el siglo XVI, por ejemplo, se hicieron obras de consideración que afectaron también a la hospedería, mientras que el aspecto actual de la fachada de la iglesia y de su campanario es de 1667.

Sin embargo, la singularidad más relevante de este templo como centro de peregrinaciones es la fama de la Virgen como sanadora de locos y personas endemoniadas o poseídas, fama que empieza a aparecer a principios del siglo XVIII. Naturalmente, en aquella época la distinción entre endemoniados y enfermos mentales –sobre todo epilépticos– no estaba claramente definida, y la superstición más profunda se mezclaba con la devoción religiosa, lo que acabó degenerando en espectáculos de exorcismo tan brutales como terroríficos que han alimentado la imaginación popular hasta nuestros días. Aunque fueron prohibidos en el siglo XIX aún continuaron de forma más o menos clandestina durante el siglo siguiente y han servido de inspiración para todo tipo de especulaciones, desde los más serios estudios médicos y sociológicos hasta las más disparatadas inventivas.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
'Peiró' de la Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Descripción

El ermitorio viene anunciado por un vistoso peiró o cruz de piedra cubierta que ya por sí solo merece la visita. Se alza al inicio del camino que lleva a la balma, nada más dejar la CV-14, y está documentado al menos desde 1617, aunque el templete que lo cubre se construyó en 1687, hermosa estructura piramidal con tejas azuladas sostenida por cuatro columnas, con su cúpula decorada por las pinturas realizadas en 1860 por el artista morellano Juan Francisco Cruella que representan las Virtudes y las Buenas Obras. La cruz fue destruida en 1936, reponiéndose en el año 1977. Este peiró es el punto donde la procesión que se dirige al santuario en su romería del 8 de septiembre es interrumpida por la súbita aparición de un amenazante diablo que pretende impedir su paso, y que es ceremonialmente derrotado por el arcángel San Miguel.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Santuario de la Virgen de la Balma
Zorita Santuario Virgen Balma

Arquitectónicamente el santuario es un conjunto de edificaciones que parecen estar colgando de la pared rocosa dispuestas longitudinalmente en el estrecho espacio de la balma. De hecho, sólo está construida la mitad de los edificios que mira hacia el río, ya que la parte interior no es más que la propia caverna, por lo que se ve al exterior es simplemente el cierre de los recintos que al interior son de roca viva. El ermitorio está formado por la iglesia con su campanario –que en realidad es también sólo media torre– y una extensa hospedería, con establecimiento hostelero en funcionamiento y numerosas dependencias en las que se abren balcones, ventanas y porches. Ambas partes están unidas por un estrecho y alargado pasadizo al aire en la roca separado del precipicio por un murete como barandilla en el que apoyan arcos rebajados.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Santuario de la Virgen de la Balma
Zorita Santuario Virgen Balma

Recorrido este curioso pasillo llegamos a la portada de la iglesia –realizada en 1667– situada en la base de la torre, esbelto campanario de dos cuerpos construido en sillería en la misma fecha, con cuatro huecos y pináculos de adorno en sus esquinas superiores. El acceso es adintelado, flanqueado por pilastras acanaladas y frontón sobre el entablamento truncado por una hornacina con imagen en terracota de la Virgen del Perdón, obra moderna que sustituye a la original de 1667, perdida durante la Guerra Civil. Esta puerta nos da acceso al interior, espacio irregular mitad capilla y mitad cueva, que mide unos 36 m de longitud por 12 m de anchura. Llaman la atención el techo de roca, un original púlpito y pequeños altares laterales con numerosos exvotos colgados de las paredes. El camarín donde se venera la imagen de la Virgen está cerrado por artística reja forjada en 1594, mientras que en el trasaltar puede verse una especie de representación de su hallazgo.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Santuario de la Virgen de la Balma
Zorita Santuario Virgen Balma

Esta imagen no es la primitiva, que databa del primer tercio del siglo XIV y se perdió durante la Guerra Civil. Era de madera policromada, de 70 cm de altura y representaba a la Virgen sentada, mostrando una manzana al Niño que reposaba sobre su rodilla izquierda. Una copia de la misma realizada por el escultor castellonense Joan Baptista Porcar en 1940 se conserva en la Sala de les Dances de la hospedería. La Virgen de la Balma que ahora puede verse en su camarín del santuario es la que se hallaba en la iglesia parroquial de Zorita, imagen estante coronada, con una larga cabellera postiza y amplio manto, portando al Niño en su brazo izquierdo mientras que sujeta una esfera con flores en su mano derecha.

Zorita Santuario Virgen Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Santuario de la Virgen de la Balma
Zorita Santuario Virgen Balma
Fiestas y Tradiciones

Patrona de la localidad, Zorita celebra las fiestas en honor a la Virgen de la Balma a partir del 6 de septiembre, siendo el día 8 la jornada principal y cuando tiene lugar la romería a su santuario. Ésta sale a primera hora del pueblo y su desarrollo incluye una escenografía que hunde sus raíces en la época medieval, sin que falten las danzas populares, valiosísimos ejemplos de nuestro más genuino folclore transmitido de generación en generación. También en esta fecha se representa en la cruz cubierta que anuncia el ermitorio la Lucha del Ángel y el Diablo, especie de auto sacramental que escenifica la lucha entre el Bien y el Mal.

Aparte de esta jornada protagonizada por la villa de Zorita, el Santuario de la Balma ha sido a lo largo de los siglos meta de numerosas romerías y rogativas, tradición que ya se ha perdido en muchos casos. Se siguen celebrando, sin embargo, las que realizan las poblaciones de Palanques el 25 de abril y Villores el sábado anterior al lunes de San Vicente.

1. Santuario de la Virgen de la Balma

2. Otras ermitas en el término municipal


Escudo de Zorita

Ermitas de Zorita

Principio de Página