Ermitas de la Comunidad Valenciana > València > La Costera > Vallada

Esta capilla o ermita se encuentra en las afueras de la población, en la calle de Santa Creu. Fue construida tras los terremotos de 1748 y el hundimiento de la iglesia parroquial en el terreno cedido por Benito Sáez, con el objeto de albergar provisionalmente al Santísimo. Con posterioridad era tradicional traer a ella los difuntos para cantar el responso antes del translado al cementerio, que en aquellas fechas se hallaba a su lado. 

Rodeada de un cercado de obra con un pequeño jardín y cipreses, posee un atrio delantero cerrado, con fachada de frontón, espadaña y campana. La puerta es rectangular, de madera, y por todo adorno en el paramento se abre un pequeño óculo. Posee cúpula circular con faldones sobre tambor poligonal y tres ábsides semicirculares.

La planta es de crucero, pero con los brazos laterales muy cortos y terminados en línea curva. El interior alberga altares laterales con imágenes de santos y el altar mayor, con retablo barroco y lienzo antiguo representando a Nuestro Señor.

A pesar de que el cementerio fue transladado a otro emplazamiento, hasta fecha reciente era todavía tradicional velar a los difuntos en esta capilla antes de su entierro.











Conocida en el pueblo como 'La Santa Creu', se halla frente a la calle del mismo nombre, en las afueras, y muy próxima a la Capilla del Divino Juez, calle arriba. Se ha construido frente a ella una plazoleta con arbolado y fuente.

En este lugar se realizaba cada 3 de mayo la tradicional bendición de los campos, existiendo aquí una cruz que dio origen a la ermita, la cual se debió construir a finales del s.XVIII, pues ya aparece citada documentalmente en 1792.
 
Se trata de un edificio muy pequeño y sencillo, pero muy querido en la población. Es una capilla cuadrada, con tejado a dos vertientes. La fachada remata en adorno curvo en el frontón y cruz metálica. La puerta es de madera, con rejas, y sobre ella hay un retablito cerámico con el nombre de la ermita.

El reducido interior, que es de unos 5 mts2. aproximadamente, no presenta adorno alguno; las paredes encaladas y el techo son completamente lisos. Sólo sobre el altar hay una cruz de madera y algunas imágenes pequeñas.






La ermita de San Sebastián se encuentra en el camino del Calvario, a escasa distancia del pueblo. Se accede a ella por una rampa flanqueada por arriates con flores y cipreses, que se abre formando una plazoleta frente al edificio. Sustituye a otra anterior (Sant Sebastià Lo Vell), del siglo XVI y derribada en el XVIII. El templo actual se acabó en 1746.

El edificio quedó arruinado tras la Guerra Civil y en ese estado permaneció mucho tiempo hasta que recientemente se ha procedido a su restauración y recuperación completa.
 
La fachada presenta un frontón amplio, con puerta elevada -con la fecha de 1746- a la que se accede por escalones de piedra. Sobre ella hay un panel cerámico con la imagen del titular y ventana enrejada. Otra puerta lateral sirve de entrada a la vivienda del ermitaño. El frontón remata en espadaña con su campana, veleta y cruz.

El interior es una nave larga, de unos 10 por 30 metros, cubierta por bóveda de medio cañón de seis tramos separados con arcos fajones y decorada con pinturas de estilo rococó popular. A ambos lados se abren seis altares. Destacan especialmente las ricas tallas barrocas de estucado que adornan los muros.







Casi contigua a la ermita de San Sebastián, se halla frente a una plazoleta con una fuente en su centro, rodeada por las estaciones del Vía Crucis, a la que se llega por una rampa de escalones. Desde ella se disfruta de una excelente vista del valle.

Construida en 1847, sustituyó a la antigua capilla que albergaba la Estación XII y una antigua talla de Cristo a la que los valladinos profesaban una especial devoción. El edificio actual, sin embargo, se corresponde con la reconstrucción efectuada después de la Guerra Civil. Según nos informa una lápida en la fachada, fue restaurada, junto a su entorno, en 2004.

Es un templo sencillo, cuadrado, con fachada de frontón bordeado por cornisa, puerta rectangular con reja metálica con adornos de forja y óculo sobre ella. Se cubre con tejado a dos aguas.

El interior, con techo de bóveda de cañón con arcos fajones, está decorado al gusto clásico. La imagen del Cristo se halla en la hornacina del altar, junto al que puede verse un gran paso para transportarla.

Las fiestas patronales en honor al Cristo, a Sant Bertomeu y a la Virgen de Gracia se celebran en la segunda quincena de agosto .






LA COSTERA


l'ALCÚDIA DE CRESPINS
Cristo del Calvario
CANALS
Cristo de la Salud
Cristo del Calvario
(Aiacor)
LA FONT DE LA FIGUERA
San Sebastián (sin culto)
Santa Bárbara

GENOVÉS
Stmo. Cristo del Calvario
S.Juan Bautista Niño
(Alboi)
LLANERA DE RANES
Crist de la Fe
Santo Cristo
(Torrent Fenollet)

LA LLOSA DE RANES
Stmo. Cristo del Milagro
Santa Anna

MOIXENT
Cristo del Calvario
Casa Rabosa (sin culto)
Casa Oraà
(sin culto)
MONTESA
La Santa Cruz
Ermita del Calvario
San Sebastián
(vestigios)
ROTGLÀ i CORBERÀ
Virgen del Socorro
TORRELLA
Santísimo Cristo de la Fe

VALLADA
Capilla del Divino Juez
Capilla de la Santa Cruz
San Sebastián
Cristo del Monte Calvario

XÀTIVA
Sant Félix / Sant Feliu
San José y Sta. Bárbara
Ermita del Calvario Alto
Ermita del Calvario Bajo
Virgen del Puig (en ruinas)
Virgen de los Ángeles
(Annauir)
Ermita de Bixquert
San Antonio o San Antón (ruinas)

Virgen de la Leche (Sorió) (ruinas)
Sant Dídac d'Alcalà
(ruinas)