Llíria

El Camp de Túria

València
Correo
Facebook

Ermita de Sant Vicent

Accesible para vehículos Entorno natural Zona recreativa Establecimiento hostelero Leyendas y Tradiciones Fiestas destacadas Romería
  • Accesible para vehículos
  • Entorno natural
  • Zona recreativa y picnic
  • Establecimiento hostelero
  • Leyendas y Tradiciones
  • Fiestas destacadas
  • Romería
Generalitat Valenciana
Bien de Relevancia Local
Identificador 46 .11 .147-007
Coordenadas
39.651912 (39º 39' 07" N)
-0.576060 (0º 34' 34" W)
Localización

La ermita que Llíria dedica al popular santo valenciano se halla en el llamado Parc de Sant Vicent, a unos 3 km de la población en dirección a Marines y Olocau por la carretera CV-25.

Este parque constituye un amplio, agradable y muy cuidado paraje natural que rodea una pequeña laguna y alberga una variada y valiosa vegetación y fauna. Con servicios de hostelería, bancos, mesas, juegos infantiles, etc., es un centro de esparcimiento muy visitado y querido por los vecinos de la zona. Prueba de que ya desde la antigüedad se concedía a esta lugar cierta relevancia es que en la época romana hubo aquí un templo dedicado a las ninfas de las aguas, cuyos restos aún podían observarse a principios del siglo XIX.

Llíria Ermita Sant Vicent
Parc de Sant Vicent
Llíria Ermita Sant Vicent
Fachada
Llíria Ermita Sant Vicent
Vista posterior
Historia y Conservación

En 1410, los jurados de Llíria fueron hasta Albaida en busca del dominico Vicente Ferrer, quien gozaba de gran fama, con el ruego de que viajase hasta la villa para bendecir sus aguas que se estaban agotando. Así lo hizo el santo, y éstas volvieron a brotar con fuerza, con la promesa además de que nunca volverían a faltar. Por ello la fuente que aquí existe recibe el nombre de San Vicente. Próximo a la ermita se conserva un olivo nacido del brote del árbol bajo el que, según la tradición, predicó el santo valenciano durante su visita, el 30 de agosto de aquel año.

Para conmemorar el cincuentenario de su canonización los habitantes de la comarca construyeron alrededor del 1500 una primitiva ermita bajo la advocación de la Mare de Déu de la Font; en sus proximidades se creó en 1562 un monasterio franciscano, que debió ser abandonado por las fiebres palúdicas originadas en las cercanas balsas. Con posterioridad los trinitarios se hicieron cargo del monasterio, que también fue abandonado en 1723. Finalmente, en 1751 y con la asistencia del almirante Berwick, duque de Llíria, se colocaba la primera piedra de la actual ermita dedicada a San Vicente Ferrer, templo que fue concluido en 1762 y que sustituyó a la primitiva que hubo de ser derribada por amenazar ruina.

Llíria Ermita Sant Vicent
Vista lateral
Llíria Ermita Sant Vicent
Vista lateral
Llíria Ermita Sant Vicent
Panel cerámico

A partir de esa fecha el edificio y su entorno se beneficiaron de sucesivas reformas y mejoras que -salvo el paréntesis de la Guerra Civil- han conseguido que la ermita y el parque natural que la rodea hayan llegado a nuestros días en un perfecto estado de conservación. De su mantenimiento, organización de las fiestas y muchas otras actividades relacionadas con su titular se encarga la Cofradía de San Vicente Ferrer de Llíria, fundada en 1761.

Descripción

La ermita es un bello edificio de regular tamaño que combina elementos barrocos y neoclásicos. Posee un pórtico con tres arcos peraltados y sólidos contrafuertes laterales parcialmente ocultos por la vivienda del ermitaño. La fachada remata en frontón barroco con espadaña, campana -fundida en 1941- y veleta. Bajo ella se abre una ventana abocinada, y sobre el alero del porche hay un retablillo cerámico representando al santo.

Llíria Ermita Sant Vicent
Vidriera
Llíria Ermita Sant Vicent
Interior
Llíria Ermita Sant Vicent
Bóveda y coro

Su interior, de una sola nave rectangular, está cubierto por bóveda de cañón con lunetos soportada por arcos que arrancan desde pilastras, salvo el ábside poligonal que se cubre con cúpula. Posee coro alto a los pies y púlpito adosado en el lado de la epístola. Una talla de 1940 de San Vicente -pues la original fue destruida en 1936- preside el vistoso retablo cerámico del altar mayor. Entre otra imaginería y objetos de culto destacan especialmente los paneles de azulejos con escenas relativas al milagro.

Existe otra imagen del santo, talla para vestir propiedad de su Cofradía y utilizada para procesionar, realizada en 1941 por el escultor valenciano Vicente Bellver.

Llíria Ermita Sant Vicent
Altar Mayor
Llíria Ermita Sant Vicent
Imagen procesional
Llíria Ermita Sant Vicent
Imagen de la ermita
Fiestas y Tradiciones

La fiesta de San Vicente se celebra en Llíria en su fecha tradicional en nuestras tierras, el segundo Lunes de Pascua, conocido como el Día de la Rogativa. Alrededor de la ermita -a la que se acude en romería- se vive una animada jornada festiva.

También en los días anteriores y posteriores se desarrolla un apretado calendario con numerosas y variadas actividades religiosas, culturales y lúdicas.


Lápiz

22 abril 2017

Cámara

mayo 2004, octubre 2014


Ermita del Buen Pastor

Ermita Urbana Accesible para vehículos Relevancia histórica Sin culto Actividad cultural
  • Ermita Urbana
  • Accesible para vehículos
  • Relevancia histórica
  • Sin culto
  • Actividad cultural
Generalitat Valenciana
Bien de Relevancia Local
Identificador 46 .11 .147-014
Coordenadas
39.625843 (39º 37' 33" N)
-0.593224 (0º 35' 36" W)
Principio de Página
Localización

La Ermita del Buen Pastor se halla en la parte más antigua del casco urbano de Llíria, junto a su muralla y frente a una plazoleta que se forma entre las calles de la Virgen y Torre la Reina.

Historia y Conservación

Al igual que su denominación -pues se la conoce indistintamente como ermita, capilla, iglesia, oratorio u hospital- su origen es discutido pero su venerable antigüedad no es puesta en duda, remontándose al siglo XIII cuando era o formaba parte de un establecimiento hospitalario. Sin embargo, el edificio ha sufrido desde entonces importantes reformas y modificaciones aunque aún conserva alguno de sus elementos originales. Su aspecto general actual se corresponde con una profunda intervención realizada en el siglo XVIII, cuando se le otorgó la categoría de iglesia.

Lliria Ermita Buen Pastor
Ermita del Buen Pastor
Lliria Ermita Buen Pastor
Ermita del Buen Pastor
Lliria Ermita Buen Pastor
Ermita del Buen Pastor

El infante don Martín, señor de la villa, instauró en ella en el año 1401 la Cofradía de Jesuchrist, que posteriormente, en fecha y por motivos no determinados, pasó a llamarse del Buen Pastor y de ahí el nombre del templo. Actualmente es propiedad municipal y aunque sus pinturas -su patrimonio más valioso- fueron restauradas en 2005, algunos de sus elementos exteriores e interiores necesitan diversos tipos de intervención. Descripción

Es un edificio de planta rectangular con cubierta de tejas a doble vertiente. La fachada es sobria, despejada y blanqueada, con una ventana o nicho rectangular vacío o cegado y una amplia espadaña barroca sin campana que se alza sobre la cornisa. El acceso se efectúa por puerta de madera adintelada flanqueada por sendas lápidas en una de las cuales se lee Església del Bon Pastor- Hospital Medieval - Segle XIII, y en la otra se alude a las Festividades de la Santísima Sangre. En el lateral exento se abren bajo el alero dos ventanos a modo de tragaluz, y al interior aún puede distinguirse vestigios de un antiguo acceso por ese lateral que fue tapiado, probablemente al redimensionarse el edificio.

Lliria Ermita Buen Pastor
Ermita del Buen Pastor
Lliria Ermita Buen Pastor
Ermita del Buen Pastor
Lliria Ermita Buen Pastor
Ermita del Buen Pastor

El interior consta de una sola nave que originalmente era de al menos el doble del tamaño actual, prolongándose en el espacio que ahora ocupa la plazoleta previa. La techumbre es a doble vertiente con envigado de madera soportado por arcos apuntados que arrancan de ménsulas. Aunque sus paramentos están blanqueados ocultando posiblemente la existencia de anterior decoración pictórica, en la pared del testero de conserva, a modo de retablo, una de las más valiosas y antiguas muestras de la pintura al fresco de nuestras tierras: un extenso mural del siglo XV en estilo gótico representando la Crucifixión -en la parte superior- y la Anunciación a María en la parte inferior, separadas ambas escenas por un grueso trazo de color rojo. De autor anónimo, aunque muy retocadas y repintadas se mantienen en buen estado y siguen siendo una de las joyas artísticas de la ciudad.

Fiestas y Tradiciones

En la actualidad no se celebra culto en este templo y ha sido restaurado y adecuado para albergar actos culturales y exposiciones. También abre sus puertas durante la Semana Santa al estar vinculada su iconografía con la Pasión de Cristo.


Lápiz

8 mayo 2017

Cámara

mayo 2004, 2015


Ermita de Santa Bàrbara (ruinas)

No accesible para vehículos Vista panorámica Ruinas Sin culto
  • No accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Ruinas
  • Sin culto
Generalitat Valenciana
Bien de Relevancia Local
Identificador 46 .11 .147-011
Coordenadas
39.627227 (39º 37' 38" N)
-0.603886 (0º 36' 14" W)
Principio de Página
Localización

Las ruinas de la Ermita de Santa Bàrbara de Llíria, que a lo lejos asemejan los restos de una fortaleza, se hallan sobre la pedregosa loma del mismo nombre, junto a la población. Se accede a ella por el zigzagueante camino del Vía Crucis que parte del carrer de la Creu en el extremo occidental de la villa.

Historia y Conservación

De esta ermita, que en principio estuvo dedicada a Santa Bàrbara y a San Sebastián, se tienen noticias ya desde el año 1494. Sin embargo, los restos que han llegado hasta nosotros parecen corresponder a una profunda reconstrucción del siglo XVII, cuando estaba a cargo de los padres franciscanos.

Lliria ruinas Ermita Santa Bàrbara
Ruinas de la Ermita de Santa Bàrbara
Lliria ruinas Ermita Santa Bàrbara
Loma de Santa Bàrbara
Lliria ruinas Ermita Santa Bàrbara
Ruinas de la Ermita de Santa Bàrbara

El templo fue utilizado con fines bélicos en las guerras de la Independencia y Carlistas, sifriendo graves daños. Fue rehabilitado en la segunda mitad del siglo XIX, cuando también se levantó el Calvario, pero el posterior abandono y los sucesos de la Guerra Civil acabaron por dejarlo en el lamentable estado ruinoso en el que se encuentra. Actualmente sólo algunos de sus paramentos se mantienen en pie, aunque su emplazamiento y la vista de la que desde allí se disfruta bien merecen la visita.

Descripción

Su fachada aún conserva la entrada limitada por dos pilastras y las ruinas de las dos torres que la flanqueaban. El templo -que seguía el gusto renacentista- era de nave única y medía unos 10 por 20 metros. Poseía un amplio presbiterio y debió tener dependencias anexas, de las que todavía quedan algunos vestigios.

Fiestas y Tradiciones

El Regimiento del Ejército RAAA81 realiza todos los años una marcha a pie desde su base en Marines a la Ermita de Santa Bàrbara donde tiene lugar una ofrenda floral dentro de los actos de celebración de la festividad de su patrona.


Lápiz

15 mayo 2017

Cámara

fecha desconocida


Principio de Página