Manuel

La Ribera Alta

València
Correo
Facebook

Capilla de San Antonio de Padua (Les Salines)

Accesible para vehículos Entorno natural Conjunto arquitectónico Establecimiento hostelero
  • Accesible para vehículos
  • Entorno natural
  • Conjunto arquitectónico
  • Establecimiento hostelero
Localización

El paraje de Les Salines ocupa una superficie superior a las 28 ha y se localiza a escasa distancia de la población de Manuel, hacia el sur. Se puede llegar allí por la carretera CV-41 en dirección a Xàtiva o siguiendo un camino que nace en las afueras del pueblo. La zona ha sido declarada Paraje Natural en 2006 gracias a su alto valor ecológico y paisajístico.

La capilla o ermita dedicada a San Antonio de Padua se halla formando parte de lo que fue la casa del administrador de Les Salines, también conocida como Casa de la Sal, construida durante el reinado de Felipe V.

Manuel Capilla San Antonio de Padua
Capilla de San Antonio de Padua
Manuel Capilla San Antonio de Padua
Panel cerámico en la fachada
Manuel Capilla San Antonio de Padua
Capilla de San Antonio de Padua
Historia y Conservación

Esta zona ha servido para la extracción de sal desde la época romana hasta finales del siglo XIX, cuando pasó a propiedad del Ejército, que instaló aquí la Escuela de Ingenieros y Zapadores. El uso castrense de Les Salines se prolongó hasta 1996. En 2006 el Ayuntamiento adquirió los terrenos, parte de los cuales se han destinado a polideportivo y donde se ha puesto en marcha recientemente un centro de turismo rural.

Entre los años 1946 y 1996 esta capilla estuvo bajo la advocación de San Fernando por iniciativa de los militares de la base. En la actualidad ha recuperado su devoción original y tanto el patrimonio material como el natural están perfectamente conservados, habiéndose restaurado el conjunto arquitectónico recientemente.

Manuel Capilla San Antonio de Padua
Fachada y acceso
Manuel Capilla San Antonio de Padua
Espadaña
Manuel Capilla San Antonio de Padua
Panel cerámico en la fachada
Descripción

La Casa de la Sal es un edificio de dos plantas con dos cuerpos diferenciados, el derecho con cubierta a una sola vertiente hacia el lateral exento con puerta adintelada de sillares sobre la que luce un escudo con la fecha de 1723, y el cuerpo principal con cubierta a dos aguas en cuyo alero, en el centro, se alza la espadaña de ladrillo con su campana.

La ermita queda situada en el extremo izquierdo, con entrada por puerta rectangular de madera enmarcada en sillares irregulares. Por encima de ella y descansando sobre la imposta que recorre toda la fachada hay una hornacina con un retablillo cerámico representando a San Antonio de Padua con el Niño en brazos y la siguiente leyenda al pie: A devoción de D. Juan de Escalona, Año 1767.






Principio de Página