Cullera (1)

La Ribera Baixa

València
Correo
Facebook

1. Ermitas en el casco urbano y alrededores

2. Otras ermitas en el término municipal


Escudo de Cullera

Ermitas de Cullera

Santuario de la Virgen del Castillo

Accesible para vehículos Vista panorámica Conjunto arquitectónico Tradición Mariana Fiestas Patronales
  • Accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Conjunto arquitectónico
  • Tradición Mariana
  • Fiestas Patronales
Localización

El Santuario de la Mare de Déu del Castell, dedicado a la Virgen de la Encarnación, se encuentra junto al Castillo de Cullera en lo alto de su montaña y formando un todo con él. Puede accederse a pie, siguiendo el curso del zigzagueante calvario, o en vehículo por una carretera que asciende por la ladera posterior.

Gracias a su privilegiada situación sobre la ciudad, los campos de la Ribera del Xúquer y el mar, la vista que podemos disfrutar desde esta auténtica atalaya natural es impresionante. En verdad vale la pena recorrer el largo trayecto del Vía Crucis con su elegantes casalicios, todo ello en un entorno muy cuidado y agradable.

Cullera Santuario Virgen del Castillo
Vía Crucis, Santuario y Castillo
Cullera Santuario Virgen del Castillo
Santuario
Cullera Santuario Virgen del Castillo
Santuario y dependencias
Historia y Conservación

La imagen que aquí se venera es la de Nuestra Señora de la Encarnación, patrona de Cullera, que en principio recibía culto en la capilla gótica del castillo.

El santuario actual comenzó a construirse en 1891 por iniciativa del sacerdote Francisco Albiñana, siendo el arquitecto Joaquín Mª Belda. Se terminó seis años más tarde pasando a la custodia de la orden franciscana en 1922 hasta el parentésis temporal de la Guerra Civil, durante la cual también se perdieron importantes bienes artísticos del templo. En 1947 se construyó, de nueva planta, la Capilla de la Comunión. Su estado de conservación actual es perfecto.

Descripción

La fachada principal está construida imitando la fábrica de sillares. El acceso principal está formado por un arco resaltado con gablete con la leyenda Santuario Ntra. Sra. de la Encarnación. Mare de Déu del Castell. Muestra también una falsa archivolta que descansa en columnillas de mármol. La cornisa remata en amplio arco de medio punto con estilizada cruz en su interior. Sobre dicho arco se alza el campanario cuadrangular de ladrillo, con cubierta de teja rojiza. Los paramentos laterales son lisos, con óculos para la iluminación interior.

Cullera Santuario Virgen del Castillo
Fachada
Cullera Santuario Virgen del Castillo
Vestíbulo del santuario
Cullera Santuario Virgen del Castillo
Portada

La entrada habitual al santuario se realiza a través de un vestíbulo en el que destacan los bellos paneles cerámicos y donde se conservaban fragmentos de exvotos antiguos procedentes la ermita original. El interior consta de tres naves separadas por pilares y coro a los pies. La nave central está cubierta por bóveda de cañón con lunetos. En el presbiterio poligonal, levantado sobre gradas, se venera la imagen de la titular, entronizada en un baldaquino. Las pinturas que decoran este presbiterio son de Bellver Delmás, realizadas en 1952, excepto las de la cúpula, obra de V. Gascó en 1896.

La imagen de la Virgen titular es pequeña, policromada, de 38 cm de altura, respondiendo al tipo habitual de virgenes góticas de la Anunciación. El Niño mide unos 20 cm y sostiene en sus manos un osezno. Debió ser esculpida en los siglos XIV-XV en algún taller local, ya que el mármol utilizado es del país.

Cullera Santuario Virgen del Castillo
Interior del santuario
Cullera Santuario Virgen del Castillo
Altar Mayor
Cullera Santuario Virgen del Castillo
Virgen del Castillo
Fiestas y Tradiciones

Aunque existen varias tradiciones sobre esta Virgen, la más común es la de su descubrimiento en el monte de Santa Marta junto a otra imagen, que trasladada a Utiel se venera allí como Virgen del Remedio. Su existencia queda documentada por primera vez en 1375, y en 1557 ya se la conocía como Santa María del Castell, lo que demuestra que en esa época se hallaba en el primitivo santuario del castillo.

Está documentado que en 1631 se bajó la Virgen a los campos durante una prolongada sequía. Este hecho se repitió en 1651 y desde entonces se ha venido sucediendo anualmente la Baixà de la Mare de Déu, que tiene lugar el sábado siguiente al de Pascua. La imagen es bajada a la orilla del mar, intoduciéndose los portadores en él hasta que el agua les llega a la cintura; luego se celebra misa sobre la playa y al anochecer del último día de fiestas la Virgen es devuelta solemnemente a su santuario de la montaña.

Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación

Accesible para vehículos Vista panorámica Conjunto arquitectónico Sin culto
  • Accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Conjunto arquitectónico
  • Sin culto
Principio de Página
Localización

La antigua ermita de Nuestra Señora de la Encarnación, cerrada y sin culto desde la construcción del moderno santuario, se halla entre éste y el conjunto del castillo, con la fachada mirando hacia el zig-zag del Calvario y la población de Cullera.

Historia y Conservación

Hasta hace poco abandonada y en proceso de deterioro, en fecha reciente ha sido consolidada, luciéndose sus paramentos antes blanqueados.

Cullera Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación
La ermita, antes de su restauración
Cullera Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación
Aspecto actual de la ermita
Cullera Ermita de Nuestra Señora de la Encarnación
Aspecto actual de la ermita
Descripción

El frontón es rectangular y sin adornos salvo dos remates en las esquinas de la cornisa, y la espadaña barroca que ya no conserva campana. La puerta es adintelada, y sobre ellas se abre una amplia ventana rectangular con balconcillo de forja.

Adosada a su lateral izquierdo se halla la antigua casa del ermitaño, con tejado independiente a una sola vertiente, a la que se accede por unos escalones que nos llevan hasta su puerta de arco escarzano de tablones de madera, con amplia profusión de herrajes y cabezas de clavos. Sobre ella hay un azulejo cerámico con el nombre del templo: Ermita de N.S. de la Encarnació.

Fiestas y Tradiciones

En esta ermita se conservaba una valiosa colección de retablos cerámicos representando milagros de la Virgen del Castillo, datados en los siglos XVIII y XIX, y que actualmente pueden verse en el zócalo del vestíbulo de entrada al nuevo santuario.

Torre de Santa Ana

Ermita Urbana No accesible para vehículos Vista panorámica Sin culto
  • Ermita Urbana
  • No accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Sin culto
Principio de Página
Localización

La Ermita de Santa Ana se hallaba en la antigua torre llamada de la Reina Mora, que servía para comunicar el pueblo con la fortaleza sobre la montaña, y que actualmente queda al pie del camino del Calvario.

Frente a su entrada se ha dispuesto un mirador desde donde se goza de una espléndida vista del pueblo y sus alrededores, especialmente de su parte más antigua, con sus típicos y característicos estrechos callejones escalonados.

Historia y Conservación

La ermita fue instalada allí en 1631, fecha a partir de la cual empezó a llamarse Torre de Santa Ana. También fue conocida en otros tiempos como Ermita de San Rafael, por una imagen de dicho santo que allí se veneraba y que ya no se conserva.

Cullera Torre de Santa Ana
Cullera Torre de Santa Ana
Torre de Santa Ana
Cullera Torre de Santa Ana

Hasta hace pocos años la torre se hallaba cerrada y en un deficiente estado de conservación, pero ha sido rehabilitada -con resultados discutibles- y puede ser visitada por el público. Su entorno es también muy agradabable.

Descripción

La torre en sí es de origen musulmán, de planta cuadrada, con bóveda de cañón y coro con barandilla y piso de madera al que se accede por una estrecha escalera de caracol; en su parte alta se encontraba la diminuta vivienda destinada al ermitaño. Hasta 1914 la torre tenía adosada a la pared que mira hacia la subida al castillo una caseta conocida como Caseta del Calvari, cuyo rastro aún puede apreciarse en dicho paramento.

En esta ermita se conservaba un retablo atribuido a Jerónimo Jacinto de Espinosa, con imágenes de la Sagrada Familia y de diversos santos, todo ello hoy desgraciadamente desaparecido, perviviendo tan sólo lo que fue su marco de madera.

Capilla de Santa Ana

Ermita Urbana Accesible para vehículos
  • Ermita Urbana
  • Accesible para vehículos
Principio de Página
Localización

Dependiente de la parroquia de los Santos Juanes, la Capilla de Santa Ana se halla en el número 73 de la Calle del Mar, separada de ella por un pequeño patio con pavimento de ladrillo limitado por una reja con puerta metálica.

Historia y Conservación

Este templo fue construido entre los siglos XV y XVI, pero sufrió una profunda reforma clasicista en el siglo XIX que le ha dado su aspecto actual. Una reforma más reciente efectuada en 1955 permitió descubrir una hermosa bóveda de arcos ojivales, por lo que tal vez su origen pueda remontarse al gótico de reconquista.

Cullera Capilla de Santa Ana
Capilla de Santa Ana
Cullera Capilla de Santa Ana
Detalle de la fachada
Descripción

La fachada es muy sobria, con decoración que imita sillares. Dos pilastras embebidas de poco resalte la recorren longitudinalmente. La puerta de acceso, adintelada y emplanchada, no muestra ningún adorno y sobre ella tiene un zocalillo con el nombre de la capilla. Más arriba, entre los capiteles de las pilastras, se abre un óculo redondeado y enrejado. El frontón rectangular remata en cornisa y espadaña con campana y cruz de forja. La cubierta es de tejado a dos aguas.

El interior, decorado según el gusto academicista, se conforma en una sola nave rectangular cuyas paredes recorre una cornisa sobre la que se alza la bóveda de cañón con lunetos ciegos, dividida en tramos por arcos diafragmáticos apuntados. En los paramentos laterales hay altares con imaginería varia. En una hornacina del presbiterio se venera la imagen de Santa Ana enseñando a leer a la Virgen Niña, obra del escultor Royo.

Ermita de Santa Marta

No accesible para vehículos Entorno natural
  • No accesible para vehículos
  • Entorno natural
Principio de Página
Localización

Próxima al camping del mismo nombre, la Ermita de Santa Marta se encuentra en la ladera del Monte de les Raboses, en la carretera que une el núcleo urbano de Cullera con el del Faro. Su entorno es muy agradable, con abundante pinada y vegetación, a pesar de la proximidad del bullicio turístico. Depende de la parroquia de San Antonio.

Historia y Conservación

Originariamente fue una gruta natural alrededor de la cual se erigió la ermita, cuya primera noticia data de 1538; en 1565 ya se documenta la existencia de ermitaño en ella.

Cullera Ermita de Santa Marta
Cullera Ermita de Santa Marta
Ermita de Santa Marta
Cullera Ermita de Santa Marta

Ha pervivido muy modificada, manteniéndose de la obra un muro de mampostería apoyado en las paredes de la cueva. El recinto se muestra bastante abandonado y descuidado.

Descripción

La entrada se efectúa por una puerta emplanchada de zinc, sobre cuyo dintel hay un azulejo con el número 10. Junto al muro se han construido unos bancos y mesas de piedra.

El techo interior es el de la propia cueva, en cuyo lado derecho se abre un rústico arco de medio punto que da acceso a la capilla propiamente dicha. En ella existe un tosco altar hecho con piedras y sobre una repisa se veneraba la imagen de Santa Marta, cuyo original desapareció y que habitualmente se sustituye por una copia moderna o litografía.

Ermita de la Virgen del Carmen «Los Navarros»

Accesible para vehículos Vista panorámica Leyendas y Tradiciones
  • Accesible para vehículos
  • Vista panorámica
  • Leyendas y Tradiciones
Principio de Página
Localización

La Ermita de la Virgen del Carmen, conocida popularmente como Ermita de los Navarros o de San Fermín de los Navarros se halla en la zona residencial del Faro, anexa hoy a la moderna parroquia de San Vicente Mártir, cuya apertura al culto provocó el cierre de la ermita.

Historia y Conservación

Su denominación se debe a que fue construida por iniciativa de don Nazario Carriquiri, industrial navarro que en 1851 era contratista en las obras del muelle para descargadero y extracción de materiales del puerto de València, y de los obreros de su tierra que le acompañaron.

Cullera Ermita de los Navarros
Cullera Ermita de los Navarros
Ermita de la Virgen del Carmen o 'de los Navarros'
Cullera Ermita de los Navarros

Cuando la ermita fue erigida la zona de montaña donde se encuentra se hallaba deshabitada; actualmente está rodeada de modernos edificios turísticos. Durante mucho tiempo estuvo cerrada, abandonada y en rápido proceso de deterioro, pero en 2007 fue totalmente restaurada a expensas de un veraneante de la zona, encontrándose hoy en un perfecto estado tras ser bendecida por el arzobispo de Valencia el 15 de septiembre de ese año.

Cullera Ermita de los Navarros
Vista posterior
Cullera Ermita de los Navarros
Altar Mayor
Cullera Ermita de los Navarros
Lápida en la fachada
Descripción

Es un templo de reducidas dimensiones, levantado sobre un profundo desnivel, al que se llega por una empinada rampa que termina en una escalinata decorada con maceteros y farolas. Su fábrica es de mampostería dejada a la vista y la planta es de cruz griega, formando dos saledizos laterales que albergan sendos altares. El cuerpo central, más elevado, se cubre con tejado piramidal, mientras que los laterales son a tres aguas, todos con aleros de amplios vuelos. La puerta es adintelada, con vano de medio punto acristalada, al igual que las ventanas. La vertiente delantera del tejado soportaba una sencilla espadaña sin campana, que se ha eliminado en la restauración.

Cullera Ermita de los Navarros
Cullera Ermita de los Navarros
La ermita antes de su restauración
Cullera Ermita de los Navarros

El interior, también recuperado y dotado de una decoración sobria y elegante, presenta un altar junto a la pared, con una hornacina sobre él que acoge la imagen sedente de la Virgen del Carmen con el Niño en brazos en buena talla tradicional. En los cuerpos laterales existen imágenes de Santa Gema y San Fermín.

Fiestas y Tradiciones

La visita a este pequeño y curioso templo merece sobradamente la pena tanto por el edificio en sí como por el mirador con excelentes vistas que se encuentra junto a la ermita.

1. Ermitas en el casco urbano y alrededores

2. Otras ermitas en el término municipal


Escudo de Cullera

Ermitas de Cullera

Principio de Página