Ademuz (1)

Rincón de Ademuz

València
Correo
Facebook

Ermita de la Virgen de la Huerta

Ermita Urbana Accesible para vehículos Categoría parroquial Fiestas Destacadas
  • Ermita Urbana
  • Accesible para vehículos
  • Categoría parroquial
  • Fiestas destacadas
Localización

Este venerable edificio se sitúa a la entrada de la población de Ademuz viniendo desde València, en el margen derecho de la carretera N-330. Era ésta una ubicación privilegiada en los tiempos de su construcción, en lo que debió ser un paraje idílico a orillas del Túria.

Historia y Conservación

Esta ermita es una de las joyas artísticas e históricas de nuestro patrimonio, así como uno de los edificios cristianos más antiguos conservados en territorio valenciano, y sin duda merece un mayor conocimiento y respeto a su importancia como símbolo de nuestra identidad.

Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
Ermita de la Virgen de la Huerta
Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta

A pesar de ello, del cariño que se le tiene en la comarca y de su valor arquitectónico, el templo más emblemático de estas tierras, aunque conservado en un estado razonable y en proceso de restauración, se encuentra incomprensiblemente adosado a un moderno centro de enseñanza, lo que desvirtua totalmente su ubicación e integración con el entorno. Baste decir que el patio de recreo del colegio se extiende frente a la fachada de la ermita.

La tradición quiere que la orden de su edificación proviniera directamente de Jaime I, y que en ella se veneraba la imagen de la Virgen del Rosario que el rey conquistador ostentaba en su estandarte. Aunque esta tradición es cuestionada, es indudable que se trata de uno de los primeros edificios religiosos levantados en Ademuz tras la Reconquista, y aunque podría datar del siglo XIII, la primera referencia documental que ha llegado a nosotros de de 1393. En cualquier caso, su antigüedad y relevancia histórica están más que probadas.

Descripción

La ermita, aunque conserva sus elementos originales más primitivos, es el resultado de diversas intervenciones realizadas a lo largo de los siglos, que modificaron su aspecto interior y exterior. Construida básicamente en mampostería, su rústica belleza y su aire venerable llaman poderosamente la atención del visitante y lo cautivan de inmediato. La portada, situada a los pies, es la original y consta de un sencillo arco románico formado por amplias dovelas, remarcado por una arquivolta. En estas dovelas puede observarse una inscripción en hebreo, sobre la que se ha discutido mucho pero que en realidad es de factura moderna, no anterior al siglo XVIII. La decoración del arco se completa con una imposta con relieves vegetales, y rematada por una especie de hornacina gótica hoy vacía, pero que en sus tiempos debió albergar una imagen de la Virgen.

Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
Ermita de la Virgen de la Huerta
Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta

Esta fachada tiene porche previo, seguramente añadido a finales del siglo XVI, sustentado por columnas cilíndricas de piedra que reposan en pedestales cúbicos y con cubierta envigada de tejas a tres aguas. Su elemento exterior más característco es, sin embargo, la espadaña situada a la derecha de la fachada, formada por un macizo muro de piedra que remata en dos huecos de medio punto -hoy vacíos- para las campanas, y cubierto por tejadillo a dos aguas.

El recinto medieval primitivo se corresponde con el cuerpo de la ermita, de planta rectangular y con tres naves, siendo la central de doble anchura que las laterales, de las que queda separada por tres arcos ojivales a cada lado. Posee coro a los pies con balaustrada, apoyado sobre dos recias vigas de madera que descansan en ménsulas de los arcos. La nave central se cubre con techumbre envigada a dos aguas, mientras en las laterales es a vertiente única, prolongación de la central. La cubierta descansa en los arcos y en los paramentos que cierran el edificio.

Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
Portada
Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
María Magdalena
Ademuz Ermita de la Virgen de la Huerta
Interior de la ermita

La capilla mayor se amplió hacia 1673 dándole una mayor profundidad, aunque conservando la misma anchura que la nave. Se cubre con cúpula sobre pechinas recubierta al exterior por las clásicas tejas, y posee lunetos laterales con ventanales alargados. Sus muros están decorados con un bello zócalo de azulejería valenciana del siglo XVIII que, aunque bastante deteriorado, aún se conserva. A ambos lados de este presbiterio existen sendas capillas construidas en el siglo XVI. Son dos pequeños recintos cuadrados, cubiertas por falsas bóvedas góticas. La del lado del evangelio es la Capilla de la Concepción, edificada por patrocinio de la familia Visiedo. La del lado de la Epístola se dedicó a Nuestra Señora del Rosario, está algo más elaborada y perteneció a los Fernández de Árguedas. A continuación de esta última, y en el lateral, se construyó ya en el siglo XVIII la Capilla de San Antonio de Padua, recinto longitudinal con cúpula sobre pechinas y decoración de pinturas murales, de factura muy popular e ingenua.

Esta ermita albergaba como parte de su retablo central la famosísima tabla de la Virgen de la Leche, datada sobre 1460, magnífico ejemplo de la escuela valenciana. Algunos expertos la atribuyen a Bertomeu Baró y otros a Juan Rexach. Desde 1924 se conserva en la sacristía de la iglesia arciprestal de San Pedro, donde aún puede verse. No corrió la misma suerte el retablo de San Juan Bautista, de finales del siglo XV, que desapareció aunque existen fotografías del mismo. Actualmente preside el templo la talla de la Virgen con el Niño, obra del escultor valenciano José Esteve Edo.

Restauraciones actuales han puesto al descubierto parte de la decoración mural primitiva, que quedó oculta en el siglo XIX, cuando se repintó todo el interior para adecuarlo al gusto de los tiempos. Estos trabajos han permitido recuperar, entre otras, una imagen de Santa María Magdalena de mediados del siglo XV.

Fiestas y Tradiciones

La fermita mantiene culto habitual durante los meses de verano, y algunas celebraciones en fechas señaladas.

Principio de Página